Print Friendly, PDF & Email

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, en plena votación (foto ONU news)

Antes de conocer esta decisión Guterres, Secretario General de la ONU había condenado el ataque  a Siria por parte de EE.UU, Francia y Reino Unido, declarando además que: “La impunidad alienta el uso de armas químicas en Siria”

Pocas horas después de los ataques aéreos llevados a cabo ayer por tres miembros permanentes del Consejo de Seguridad en tres sitios donde se encuentran armas químicas en Siria, el Consejo se reunió en emergencia el sábado, a pedido de la delegación rusa. Un proyecto de resolución presentado por esta delegación fue rechazado por 3 votos a favor, 8 en contra y 4 abstenciones.

Por lo tanto, la Federación de Rusia no logró que se aprobará un texto destinado a condenar y poner fin a la “agresión” contra Siria por “los Estados Unidos y sus aliados”, que solo Bolivia y China han apoyado. Pero varias delegaciones expresaron su preocupación por las medidas no autorizadas del Consejo de Seguridad y la reunión demostró una vez más que los miembros del Consejo todavía están divididos sobre cómo responder al ataque con armas químicas.

El Secretario General de las Naciones Unidas intervino para pedir específicamente a los miembros del Consejo que demuestren la unidad y ejerzan su responsabilidad principal, el mantenimiento de la paz y la seguridad internacional, en estricto cumplimiento de la Carta de las Naciones. Las Naciones Unidas y, en general, el derecho internacional.

Luego, dirigiéndose a todos los Estados Miembros, el Sr. António Guterres hizo un llamamiento a la moderación “en estas circunstancias peligrosas” y para evitar cualquier acción que condujera a una escalada de tensiones y un empeoramiento del sufrimiento del pueblo sirio.

El Sr. Guterres transmitió la información proporcionada por el Presidente de los Estados Unidos de que los ataques se limitaron a tres instalaciones militares en Siria. De acuerdo con fuentes estadounidenses y rusas, agregó, no habría víctimas entre los civiles, pero la ONU aún no está en condiciones de verificar los hechos en su conjunto.

Los tres países que encabezaron los ataques nocturnos, Estados Unidos, Francia y el Reino Unido, explicaron sus motivos y fueron objeto de acusaciones por parte de Rusia y Siria en particular.

“Estamos aquí porque tres miembros actuaron, no para vengar o castigar a nadie, sino para impedir el uso futuro de armas químicas y para hacer que el régimen sirio sea responsable”, dijo el representante de los Estados Unidos. Unidos. Su país, dijo, tiene información que apunta a la culpabilidad de Assad en el ataque químico de la semana pasada en Duma. Francia “no tiene dudas” sobre esto, agregó su representante.

El Secretario General, que hizo hincapié en la “seriedad” de las recientes denuncias de uso de armas químicas en la Duma, expresó su pleno apoyo a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), cuyo equipo ya está en Siria, listo para ir a la escena del ataque. “Los investigadores deben reunirse a las 7 pm con las autoridades sirias”, dijo el delegado sirio.

Según el representante de Francia, al ordenar el ataque químico en Douma, el régimen sirio quería poner a prueba el umbral de tolerancia de la comunidad internacional, “y lo encontró”. El mensaje es claro, explicó el representante de los Estados Unidos: “No permitiremos que el régimen sirio continúe usando armas químicas. ”

“No se puede juzgar” ilegal “el uso de la fuerza cuando se trata de salvar vidas en Siria que son demasiadas para perderlas”, dijo el delegado británico explicando que la base legal de la intervención militar fue “humanitario”.

Siria ha visto esto desde otro ángulo y se ha preocupado sobre todo por la violación de su soberanía por parte de un miembro permanente del Consejo de Seguridad. Blandiendo tres copias de la Carta, dos en inglés y una en francés, el representante sirio pidió a la Secretaría que las distribuya a los países interesados ​​para que “puedan cultivarse en su ignorancia y tiranía”.

Del mismo modo, el representante ruso acusó a los tres países de tratar de reescribir el derecho internacional y reemplazar la Carta, “un juego peligroso”. “Es un día triste para la Carta que ha sido pisoteado tanto como para el Consejo de Seguridad”, dijo, yendo tan lejos como para decir que su delegación no había tenido un día peor.

Rusia denunció una “agresión no autorizada contra las Naciones Unidas contra Siria”, mientras que su contraparte en China dijo que estaba en contra del uso de la fuerza para resolver conflictos internacionales. El representante de Guinea Ecuatorial considera que estos ataques “quirúrgicos” se han llevado a cabo en violación del Capítulo V de la Carta, así como de los principios y normas del derecho internacional.

“El multilateralismo ya no les interesa”, concluyó el representante de Bolivia, acusando a los tres países involucrados de tener el objetivo principal de extender su dominio. El delegado ruso habló de “la diplomacia basada en mitos, hipocresía y el engaño, “pronto temiendo ver una” diplomacia del absurdo “.

“Si el tiempo de las conversaciones ha terminado, como dice el representante de los Estados Unidos, ¿qué estamos haciendo aquí, cuál es nuestro papel como diplomáticos? El delegado sirio estaba impaciente.

A pesar de todas estas acusaciones, los llamamientos para resolver la crisis a través de la vía política, y no militar, no fracasaron durante la reunión. Se debe avanzar en el proceso político, dijo el Secretario General, después de haber pedido a su Enviado Especial que viniera a Nueva York para esto lo antes posible.

Swisslatin / ONU news (14.04.2018)