Print Friendly, PDF & Email

El Secretario General de la ONU, António Guterres, en la apertura del 43º período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra. (foto ONU/ Violaine Martin)

El Consejo de Derechos Humanos abrió el trabajo de su cuadragésimo tercer período de sesiones, que se lleva a cabo en el Palacio de las Naciones en Ginebra hasta el 20 de marzo, bajo la presidencia del Representante Permanente de Austria ante el de las Naciones Unidas en Ginebra, Sra. Elisabeth Tichy-Fisslberger.

El Consejo escuchó sucesivamente las declaraciones del Presidente del septuagésimo cuarto período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, Sr. Tijjani Muhammad-Bande; el Secretario General de las Naciones Unidas, Sr. António Guterres; la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Sra. Michelle Bachelet; y el Consejero Federal y Jefe del Departamento Federal de Asuntos Exteriores de Suiza, Sr. Ignazio Cassis.

En su declaración, el Secretario General de la ONU hizo un llamado a la acción ante los ataques a los derechos humanos. Frente a las tensiones del mundo de hoy, hay una respuesta: los derechos humanos, subrayó el Sr. Guterres. Llamó a superar la dicotomía entre los derechos humanos y la soberanía nacional, destacando que la promoción de los derechos humanos fortalece a los estados y las sociedades, fortaleciendo así la soberanía.

El Secretario General detalló las siete áreas que destaca su Llamado a la Acción y en las que se necesitan esfuerzos concertados: los derechos son la base del desarrollo sostenible; derechos en tiempos de crisis; igualdad de género e igualdad de derechos para las mujeres; participación ciudadana y espacio cívico; los derechos de las generaciones futuras [en vista de la crisis climática]; acción colectiva [a través de un multilateralismo más inclusivo]; Nuevas perspectivas para los derechos humanos [en la era digital].

Bachelet acogió con beneplácito el lanzamiento del Llamado a la Acción [del Secretario General], que, dijo, reconfirmará y renovará el compromiso de todos con el orden del día. Jornada compartida de protección y prevención que abarca todos los derechos humanos.

Las amenazas a los derechos humanos, el desarrollo y la paz pueden estar aumentando, pero también lo son las soluciones prácticas y viables basadas en estándares sólidos de derechos humanos, dijo el Alto Comisionado. -añadió la Comisaria.

Llamó a los jóvenes a ser considerados como una parte integral de las soluciones a las crisis, y señaló que hoy critican las desigualdades y exigen la rendición de cuentas en la gobernanza, una mejor igualdad de oportunidades y el respeto de los derechos humanos. ‘hombre.

Refiriéndose a la “tormenta de fuego” que se había formado en los últimos meses en Australia por la acumulación de llamas e incendios, el Alto Comisionado pidió la transmisión de una tormenta de fuego incontrolable a las generaciones jóvenes y sus hijos. compuesto por crisis de derechos humanos que se cruzan, se cruzan y crecen. La agenda de derechos humanos proporciona dirección para resolver quejas y conflictos, mejorar vidas y lograr más justicia, paz y desarrollo sostenible, concluyó Bachelet.

El Presidente de la 74ª sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, por su parte, subrayó la urgente necesidad de garantizar una vida digna para todas las personas, cualquiera sea su condición. Al recordar que muchas personas dependen de las Naciones Unidas, agregó que ya no es posible ignorar el tema de los derechos humanos en muchas zonas de conflicto. Muhammad-Bande también pidió un diálogo continuo para resolver las disputas sobre el tema de los refugiados.

El Jefe del Departamento Federal de Asuntos Exteriores de Suiza subrayó que la Carta de la ONU “no se adquiere de una vez por todas”. “Todos estamos llamados a explicarlo y defender sus valores … una y otra vez”, dijo. Ninguna sociedad puede permanecer pacífica, saludable y sostenible sin el respeto de los derechos humanos fundamentales, agregó.

Por lo tanto, enfatizó la necesidad de que las instituciones evolucionen “para no desvanecerse” y enfatizó que las Naciones Unidas no son una excepción. A este respecto, aconsejó que los diálogos transnacionales se adapten a las necesidades de la generación de la generación del milenio y aseguró que su país proporcionaría un espacio adecuado para estos diálogos.

Al abrir el trabajo de este cuadragésimo tercer período de sesiones como Presidenta del Consejo, la Sra. Tichy-Fisslberger hizo un llamamiento notable a la eficiencia del Consejo en un contexto de recursos presupuestarios cada vez más escasos.

El Consejo continuara su trabajo, comenzando su segmento de alto nivel, durante el cual, hasta hoy miércoles, se debe escuchar a casi un centenar de dignatarios de alto rango.

Swisslatin / ACNUDH Prensa (26.02.2020)