Print Friendly, PDF & Email

Una mejor gestión del cambio climático (W)

Secretario General de la ONU sostiene que el dilema más apremiante de la humanidad es el cambio climático.

El Secretario General de la ONU, António Guterres considera que de los numerosos dilemas que afronta el planeta, no hay ninguno más apremiante que el cambio climático y aboga por la implementación del Acuerdo de París.

Guterres disertó ante catedráticos, alumnos, líderes empresariales y activistas congregados en la Escuela de Negocios Stern de la Universidad de Nueva York, donde insistió que se trata de  que el reto crucial que debe ser afrontado por la humanidad.

Un multiplicador de otras amenazas

“El fenómeno es en sí mismo una amenaza directa y, al mismo tiempo, un multiplicador de otras amenazas, como la pobreza, el desplazamiento y los conflictos. La implementación del Acuerdo de París es absolutamente esencial”, apuntó.

Añadió que la ciencia ha corroborado con creces que el cambio climático es innegable, que su curso es imparable y que las soluciones al problema ofrecen oportunidades inigualables.

El Secretario General de la ONU consideró que el tren de la sostenibilidad ya está en marcha y e instó a los líderes mundiales a subirse a él.

Las tecnologías verdes

También vaticinó que quienes adopten las tecnologías verdes fijarán la regla de oro para el liderazgo económico en el siglo 21 y que quienes no apuesten a estas tecnologías vivirán en un futuro gris.

Durante su presentación, Guterres expuso un plan de acción para movilizar el mundo en torno a la acción climática.

Su plan solicita intensificar el compromiso político a fin de que el aumento de la temperatura no supere los dos grados Celsius y se acerque lo más posible a los 1,5 grados.

La estrategia también pide un apoyo más firme e integrado a todo el sistema de la ONU para el desarrollo de los gobiernos en su empeño por cumplir los compromisos alrededor del clima y para alcanzar los ODS.

Por la transición mundial hacia la energía sostenible

Asimismo, pide la colaboración con los gobiernos y los principales agentes, incluidas las industrias del carbón, el petróleo y el gas, a fin de acelerar la transición mundial hacia la energía sostenible.

El plan pugna, además, por intensificar los esfuerzos para movilizar recursos nacionales e internacionales en pro de la adaptación, la resiliencia y la aplicación de planes nacionales de acción climática, y concluye con la solicitud de alianzas nuevas y reforzadas que incluyen al sector privado y llaman a la cooperación Norte-Sur, Sur-Sur y triangular.

El Secretario General de la ONU concluyó su comparecencia afirmando que tiene la intención de convocar una cumbre sobre el clima en 2019 y que trabajará con todos los gobiernos y los asociados para reducir la divergencia de opiniones y forjar una visión común del camino a seguir para hacer frente al cambio climático, porque éste es “una amenaza sin precedentes, pero también una oportunidad sin igual”.

Swisslatin / UN News (31.05.2017)