Print Friendly, PDF & Email

Indígenas de los Andes (WB)

Compromiso de las empresas  en la OIT a favor de los pueblos indígenas para disminuir los conflictos.

El Convenio de la OIT sobre pueblos indígenas y tribales, 1989 (núm. 169) fue incluido en la versión revisada de la Declaración tripartita de principios sobre las empresas multinacionales y la política social (Declaración EMN), lo que puede dar lugar a relaciones más fuertes, menos conflictos y nuevas oportunidades para garantizar un desarrollo inclusivo y sostenible para todos.

Esto significa que los gobiernos, los interlocutores sociales, las empresas nacionales y multinacionales aborden las cuestiones relacionadas con los pueblos indígenas en sus políticas, estrategias y prácticas, señala un comunicado de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La población más pobre

Según la OIT, los pueblos indígenas y tribales representan alrededor de cinco por ciento de la población del mundo, es decir cerca de 370 millones de personas concentradas en más de 70 países y constituyen casi el 15 por ciento de la personas en situación de pobreza en el mundo y son especialmente vulnerables a la discriminación y la exclusión.

Los indígenas enfrentan dificultades específicas para acceder a una educación de calidad, oportunidades de trabajo decente, apoyo a actividades que generen ingresos y a la protección social. Además, son entre los más afectados por el impacto del cambio climático y la expropiación de tierras.

Los alcances del Convenio

El Convenio núm. 169 es el único tratado internacional abierto a la ratificación dedicado específicamente a los derechos de los pueblos indígenas, ratificado hasta el momento por 22 países , incluyendo 14 de América Latina.

Este Convenio se basa en el reconocimiento de las aspiraciones de los pueblos indígenas y tribales del mundo de ejercer el control sobre sus propias instituciones, formas de vida y desarrollo y de mantener y fortalecer sus identidades, lenguajes y religiones, dentro del marco de los Estados donde viven. Destacando los principios de igualdad, consulta, participación y cooperación, el Convenio es un marco para la democracia participativa, la paz social y el desarrollo sostenible.

Contribución positiva de las empresas

La Declaración EMN es el único instrumento global adoptado de manera tripartita por gobiernos, empleadores y trabajadores de todo el mundo que tiene como objetivo fomentar la contribución positiva de las empresas al desarrollo socioeconómico y al objetivo mundial de trabajo decente, y mitigar y resolver los posibles impactos negativos de actividades empresariales.

Esta versión revisada de la Declaración EMN responde a las nuevas realidades y tendencias económicas, desde su última actualización en 2006. Se fortaleció a través de nuevos principios que abordan determinadas prioridades del trabajo decente, como la igualdad de oportunidades y de trato, el trabajo forzoso, la transición de la economía informal a la formal, la seguridad social, la seguridad y la salud en el trabajo y las relaciones profesionales.

La versión revisada de la Declaración EMN proporciona una orientación clara y un marco para las empresas sobre cómo pueden contribuir a alcanzar el trabajo decente a través de sus operaciones.

Respetar los Derechos Humanos

También hace un llamado a las empresas multinacionales, como parte de su responsabilidad de respetar los derechos humanos, a actuar con la debida diligencia a fin de no infringir los derechos de otras personas, y a calibrar los riesgos en materia de derechos humanos al detectar y evaluar las consecuencias negativas sobre los derechos humanos a través de sus propias actividades o como resultado de sus relaciones comerciales.

La declaración establece que este proceso deberá incluir consultas sustantivas con los grupos potencialmente afectados.

La inclusión del Convenio núm. 169 en la Declaración EMN revisada destaca que las empresas tienen un interés directo de actuar conforme a los principios del Convenio, incluso en el contexto de sus esfuerzos de debida diligencia en materia de derechos humanos. Dichos esfuerzos contribuirán a garantizar la legitimidad, las asociaciones y la sostenibilidad.

Swisslatin / ILO News (31.03.2017)