Print Friendly, PDF & Email
mujer boliviana

(foto UN/archivo)

Un reciente estudio publicado por la Oficina de la ONU contra la Droga y el Crimen (UNODC) señala que el cultivo de hoja de coca ha aumentado un 5% en Perú, lo que en cierta medida pone en causa las diferentes campañas emprendidas para su sustitución por otros cultivos.

Cerca de la mitad de los cultivos de hoja de coca del país todavía se concentran en las regiones de Epurimac, Ene y del Alto Huallaga, donde se han llevado a cabo campañas de erradicación, pero los campesinos prefieren la hoja de coca, por su demanda internacional y su alto precio.

A EEUU y Europa

Según UNODC la hoja de coca producida en estas regiones es la que proporciona la base para la fabricación de la cocaína, en particular en otros países vecinos, donde es transformada en drogas y luego exportadas a Estados Unidos y Europa.

En las regiones del norte del país, Marañón, Putumayo y el Bajo Amazonas, no se impulsó ninguna campaña y el cultivo aumento un 40%, subraya el informe, que solicita un mayor esfuerzo al gobierno peruano para conseguir su sustitución.

Un buen negocio

El precio al productor de la hoja de coca alcanzó en 2011 un valor de 3,3 dólares por kilogramo. Esa cifra representa un aumento de más del 6% respecto al año anterior.

El precio de la cocaína se situó en más de 1.000 dólares por kilogramo en las regiones productoras de coca, un 8% más que el año anterior. Sin embargo, el precio de esa droga aumentó un 50% en la capital, Lima, y un 300% en las zonas fronterizas.

Guatemala pide cambio de estrategia

Por otro lado Guatemala, país señalado por UNODC como plataforma del tráfico de drogas en Centroamérica y el Caribe, urgió a los países consumidores y productores de drogas, así como a las naciones de tránsito en las rutas del narcotráfico a adecuar el combate a esos flagelos a las nuevas realidades del mundo.

En su discurso ante el pleno de la Asamblea General de la ONU, el mandatario centroamericano Otto Pérez Molina, consideró que es tiempo de reconocer que la estrategia vigente desde hace cinco décadas no ha dado los resultados deseados.

Nuevas alternativas

Pérez Molina anunció que su gobierno promoverá el establecimiento de un grupo internacional de países amigos de la reforma a la política global de las drogas, que reúna a los gobiernos interesados en una evaluación objetiva y rigurosa de la política actual y en contemplar nuevas alternativas creativas e innovadoras.

Recordó que el tráfico de drogas alimenta al crimen organizado, dando lugar a la violencia y frenando el desarrollo de muchas naciones.

Swisslatin (28.09.2012)