Print Friendly, PDF & Email
Deterioro ambiental (Foto JL Rezo)

Deterioro ambiental (Foto JL Razo)

Especialmente en la agricultura y a la extracción de materias primas, asegura el PNUMA.

El consumo y la producción insostenibles – asociados principalmente a la agricultura y a la extracción de materias primas – están acelerando la degradación ambiental e América Latina, según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

No obstante el organismo de la ONU considera que la región de América Latina y el Caribe puede alcanzar los objetivos de sostenibilidad mediante un compromiso renovado y la ampliación de las políticas que han tenido éxito hasta ahora.

Mejorar estrategias nacionales

Según el PNUMA, la región requerirá de mejores estrategias nacionales y regionales que aborden de forma simultánea los problemas ambientales y económicos y, sobre todo, que hagan frente a la pobreza y la desigualdad.

En su estudio, Perspectivas del Medio Ambiente Mundial (GEO-5), el PNUMA indica que América Latina alberga el 23% de los bosques del mundo y el 31% de los recursos de agua dulce, pero recuerda que esos recursos están siendo menoscabados por el consumo excesivo de materias primas.

Entre los grandes desafíos de los países de la región, además de la pobreza y la desigualdad, el informe destaca el cambio climático, la pérdida de biodiversidad, la gestión de la tierra, la degradación de las zonas costeras y marinas, y la urbanización.

Agua y saneamiento

Además, señala que el crecimiento de la población, en gran medida urbanizada, acarrea la necesidad de proporcionar agua potable y saneamiento a ciudades en pleno proceso de expansión.

En este sentido, el PNUMA destaca la importancia de establecer un marco sólido de gobernanza ambiental, que incorpore la gestión del capital natural, la participación pública, la educación y una cultura de conciencia ecológica, así como la reducción de la brecha entre la ciencia y la política.

Hacia una economía verde

Por otra parte, cita una serie de iniciativas que están liderando el camino hacia una economía verde en la región caracterizada por unas bajas emisiones de carbono y el uso eficiente de los recursos.

Entre otras, resalta algunos programas de Brasil y Colombia diseñados para sustituir las redes de transporte convencionales por un sistema de autobuses rápido, que han producido múltiples beneficios ambientales y sociales al reducir de las emisiones de carbono y mejorar la movilidad.

Swisslatin (03.06.2013)