Print Friendly, PDF & Email
Héctor Timmerman, ministro (Foto UN/ Ferré)

Héctor Timmerman, ministro (Foto UN/ Ferré)

Resolución de países latinoamericanos fue adoptada con votos en contra de varios Estados pobres de Asia y Africa.

El Consejo de Derechos Humano de la ONU adoptó este viernes en Ginebra una resolución relativa a los efectos de la deuda externa y otras obligaciones financieras internacionales de los Estados sobre los derechos humanos.

En la resolución aprobada con 33 votos a favor, 5 en contra y 9 abstenciones, se solicita al Comité Asesor que elabore un informe sobre las actividades de los “fondos buitre” y su efecto en los derechos humanos.

Esa iniciativa estuvo auspiciada por Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Cuba, El Salvador, Paraguay, Peru, Uruguay, Venezuela y otros seis Estados., y respaldada por más de 70 Estados. El ministro argentino de Exteriores Héctor Timerman fue encargado de presentar el proyecto de resolución.

Dos bandos bien definidos

Entre los países que se abstuvieron figuran dos grandes potencias emergentes, como China y la India. Entre los que votaron en contra destaca Rusia, seguido de los Emiratos Arabes Unidos, y países pobres de Africa como Etiopía, Gabón, maldivas y Marruecos, entre otros. El grupo latinoamericano votó compacto.

El ministro de Exteriores de Argentina subrayó que “la resolución que iimpulsamos debe leerse en un contexto que establece dos bando definidos: por un lado, los gobiernos de los países preocupados por la defensa de los derechos humanos de sus habitantes y por otro, los fondos buitre, solamente ellos.

“No es un enfrentamiento entre naciones. No es ni siquiera esta resolución una crítica a un sistema económico o político”, subrayó Héctor Timmerman.

Condena a los fondos buitres

En esa resolución se condenan las actividades de los fondos buitres, por el efecto negativo directo que el pago a esas entidades, bajo condiciones predatorias, tiene sobre la capacidad de los gobiernos para cumplir sus obligaciones relativas al derecho al empleo y a otras garantías.

Por su parte el experto de la ONU sobre deuda y derechos humanos, Juan Pablo Bohoslavsky.
señaló que un marco jurídico multilateral ayudará a llenar el vacío legal que existe actualmente y reducirá las incertidumbres relacionadas con los procesos de reestructuración de las deudas públicas de los países.

Bohoslavsky destacó especialmente el efecto perjudicial de los fondos especulativos o “buitres”, que compran deuda en moratoria a precios muy bajos, se niegan a participar en la reestructuración y luego litigan para obtener el valor nominal de los bonos más los intereses acumulados. Explicó que el litigio de los fondos buitres no permite que los países deudores utilicen los recursos que quedan disponibles para proyectos sociales y económicos.

Resolución sobre orientación sexual e identidad

Por otro lado el Consejo de Derechos humanos adoptó también una resolución, entre otras decisiones, sobre orientación sexual e identidad de género, con 25 votos a favor, 14 en contra y siete abstenciones.

En ese documento expresa su preocupación por la discriminación y los actos de violencia que se producen en todo el mundo a individuos por causa de su orientación sexual y solicita al Alto Comisionado que informe al respecto y resalte las experiencias positivas en esa materia.

El Consejo, con sede en Ginebra, concluyó este viernes su 27 sesión periodo de sesiones y el siguiente tendrá lugar del 2 al 27 de marzo del próximo año.

Swisslatin (27.09.2014)