Print Friendly, PDF & Email
Alumnas como las secuestradas (Foto UN)

Alumnas como las secuestradas (Foto UN)

Ban Ki-moon y la UNICEF urgen hacer más a gobierno nigeriano para la liberación de las niñas secuestradas.

Crece la presión de los organismos internacionales ante el gobierno de Nigeria para que “haga más” por conseguir la liberación de de 240 niñas secuestradas por el grupo extremista Boko Haram. Las menores tienen entre ocho y doce años de edad.

La representante especial de la ONU para los niños y los conflictos armados, Leila Zerrougui, urgió hoy al gobierno de Nigeria a incrementar los esfuerzos para garantizar la liberación de las estudiantes africanas.

A esta petición se sumaron la representante especial del Secretario General de la ONU sobre violencia sexual en los conflictos armados, Zainab Hawa Bangura, la directora ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Nqcuka, y la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay.

Consternación y condena

Zerrougui condenó en los términos más enérgicos el video difundido días atrás por un presunto líder de Boko Haram, en el que este grupo se atribuye la autoría de los secuestros y afirma que venderá a las escolares. Asimismo mostró su consternación por un nuevo rapto de otro grupo de niñas ocurrido el martes en el estado de Borno.

Zerrougui subrayó que los menores tienen derecho a la educación y a vivir en un entorno libre de violencia, con independencia de su género, origen étnico, lengua, nacionalidad o religión. En ese sentido, señaló que desde 2009 el grupo extremista Boko Haram, cuyo nombre significa “la Educación occidental es un pecado”, ha atacado escuelas y a civiles.

“Los ataques dirigidos a escuelas, estudiantes y profesores están prohibidos por la ley humanitaria internacional y los responsables de esas acciones deben ser llevados ante la justicia”, afirmó Zerrougui.

Condena de la UNICEF

Por su parte el Secretario General de la ONU y el Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) condenaron hoy de forma enérgica el secuestro y solicitaron su liberación inmediata y el retorno seguro con sus familias.

Ban y UNICEF expresaron en sendos comunicados profunda alarma y preocupación por la creciente frecuencia y la brutalidad de los ataques a centros escolares en el norte de ese país africano. En febrero, hombres armados asesinaron a 53 niños en el Colegio Buni Yadi del Gobierno Federal en el estado de Yobe.

Violación del Derecho Internacional

“Los ataques contra escuelas y alumnos es una grave violación del Derecho internacional humanitario”, subrayó Ban en el comunicado difundido por su portavoz y recalcó que los centros escolares “son y deben seguir siendo lugares seguros donde los niños puedan aprender y crecer en paz”.

UNICEF manifestó por su parte que estos actos de violencia son inaceptables y niegan a los niños el derecho a aprender en un entorno seguro. Este último secuestro tuvo lugar después de un asalto a la estación de autobuses en la barriada de Nyanyan, cerca de Abuya, la capital, en el que perecieron 70 personas. UNICEF transmitió su solidaridad a las comunidades afectadas por este hecho horroroso y llamó a las autoridades nigerianas a proteger a los niños en todo el país.

Swisslatin / UN News (08.05.2014)