>
>
Integrar a personas con discapacidad  (WB)

Integrar a personas con discapacidad (WB)

La depresión, el estrés, ansiedad o agotamiento laboral, no deberían ser causas de despido según la OIT.

Expertos internacionales de la Red Mundial de Empresas y Discapacidad de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) abogaron esta semana por brindar más apoyo a los trabajadores afectados por alguna enfermedad mental.

La conferencia dirigida a la inclusión de las personas con discapacidad en el lugar de trabajo, reunió en Ginebra a representantes de las empresas multinacionales y a especialistas en discapacidad y del mercado laboral, abogó por el apoyo, en lugar de la exclusión y de los de despidos.

Ofrecer apoyo es una mejor solución que excluirlos del lugar de trabajo y dejarlos enfermos o recibiendo prestaciones por discapacidad de manera indefinida, sostuvo en la conferencia Shruti Singh, economista del trabajo en la OCDE.

La “enfermedad mental” no se refiere sólo a patologías graves, sino también a trastornos comunes como la depresión, la ansiedad, el estrés por el trabajo o casos de agotamiento que pueden ser tratados de forma adecuada si son manejados correctamente.

 El riesgo es para todos

En promedio, alrededor de 20 % de la población en edad de trabajar en un país de la OCDE sufre de un trastorno mental en algún momento dado, según Singh. “Esto implica que el riesgo de experimentar una enfermedad mental durante una carrera profesional es alto para todos”.

Identificar los trastornos mentales como la depresión y ofrecer un apoyo precoz es fundamental. Pero es también uno de los pasos más difíciles, porque la enfermedad mental con frecuencia es ocultada y porque las causas pueden ser diversas: problemas personales en el hogar, traumas infantiles, o estrés relacionado con el trabajo.

“Ademas, el temor de ser rechazados o estigmatizados por la empresa o los colegas hace que sea muy difícil para estas personas hablar sobre el problema con sus superiores”, explicó Stefan Tromel, especialista en discapacidad de la OIT, quien también participó en el evento.

“Muchos trabajadores que experimentan trastornos mentales no toman la licencia por enfermedad cuando realmente la necesitan. Como resultado, su productividad disminuye y esto se convierte en un problema para la empresa”, agregó.

Sensibilizar

Con una formación adecuada y una mayor concienciación, los directores pueden desempeñar un papel clave en la gestión de las cuestiones de sanidad mental en el trabajo. Al identificar los síntomas precoces de la enfermedad mental, pueden entablar un diálogo con los miembros del personal afectados, aún antes de que ellos hablen abiertamente de su enfermedad.

“En función de dónde y cómo se origina el problema, los directores pueden ayudar a una persona que atraviesa un período difícil garantizándole confidencialidad y ajustando su tiempo de trabajo o ambiente de trabajo cuando es posible. Entablar un diálogo de este tipo puede prevenir largos períodos de licencia por enfermedad o el riesgo de perder a un miembro del personal talentoso”, indicó Tromel.

“Es indispensable una supervisión sistemática de los comportamientos en materia de licencia por enfermedad y un acompañamiento para el regreso al trabajo, junto a empleos de calidad y mejores condiciones de trabajo”, agregó Singh.

También es importante que las empresas tengan acceso a información sobre los problemas de enfermedad mental en el trabajo. Aunque el estigma asociado con estos temas sigue siendo alto, se están realizando esfuerzos para informar mejor a los directores.

Swisslatin / ILO News (3.11.2014)


>