>
>
Print Friendly
La genética en plena mutación (LDD)

La genética en plena mutación (LDD)

Informe del Comité Internacional de Bioética (CIB) de la UNESCO, sobre genética y los Derechos Humanos.

Un grupo de científicos independientes que conforman el Comité Internacional de Bioética (CIB) de la de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) se han manifestado contra todo modificación del AD humano.

Es más, en una reciente reunión en París, pidieron a los gobiernos una prohibición temporal de toda “modificación” de la línea germinal humana y pide un debate público más amplio respecto a la alteración genética del ADN humano.

Informe pide cautela

El informe elaborado por los expertos “Actualización de la reflexión del CIB sobre el genoma humano y los derechos humanos”, sostiene que “la terapia genética podría significar un parteaguas decisivo en la historia de la medicina porque la modificación del genoma es, sin duda alguna, uno de los trabajos más prometedores de la ciencia para el bien de la humanidad”.

Sin embargo, el informe del CIB advierte que “este desarrollo parece requerir una cautela particular dado que plantea serias inquietudes, especialmente si la modificación del genoma humano se aplicase a la línea germinal y por lo tanto, introdujese cambios hereditarios que pudieran transmitirse a las futuras generaciones”.

Sin consecuencias ara descendientes

Según los expertos, avances recientes han abierto la puerta al cribado genético y al test genético respecto a enfermedades hereditarias, a la terapia genética, al uso de células madre embrionarias en la investigación médica y a la posibilidad de la clonación y la “edición genética” tanto con fines médicos como no médicos.

Pero argumentan en el citado informe que las Intervenciones en el genoma humano deberían sólo admitirse por razones de prevención, de diagnósticos o de terapias y sin que conlleven modificaciones para los descendientes. Ello equivaldría a “poner en peligro la inherente y por consiguiente, igual dignidad de todos los seres humanos y así, renovar la eugenesia”.

Bebés de diseño

Siempre según el informe, los rápidos avances en la genética están provocando el aumento de las posibilidades de hacer “bebés de diseño”, motivando peticiones entre científicos y bioeticistas por un debate público más amplio sobre el poder de la ciencia para modificar genéticamente embriones humanos en laboratorio, pudiendo así controlar rasgos hereditarios, tales como la apariencia, o la inteligencia.

Una nueva tecnología de edición genética llamada “CRISPR-Cas9” hace posible que los científicos puedan insertar, eliminar o corregir el ADN de una manera sencilla y eficiente. Se ofrece la posibilidad de tratar e incluso curar algunas enfermedades, como la anemia de células falciformes, la fibrosis quística y algunos tipos de cáncer.

Pero la “edición de la línea germinal” puede hacer cambios de ADN, como la definición del color de los ojos de un bebé, tarea fácil para científicos que trabajan con embriones, óvulos y esperma humanos.

La posición de la UNESCO

El organismo recuerda que los Estados Miembros adoptaron en 1993, la Declaración Universal de Genoma y Derechos Humanos, que se refiere al genoma humano como parte del “patrimonio de la humanidad”. Es por esto, que la UNESCO considera que el genoma humano debería ser protegido y que los avances en la ciencia deben ser considerados a la luz de las normas éticas y de los derechos humanos.

Swisslatin (07.11.2015)


>