Print Friendly, PDF & Email
Minero, oficio vulnerable (Foto BM/ Wallace)

Minero, oficio vulnerable (Foto BM/ Wallace)

Estudio de la OIT estima en más de 2 millones de víctimas cada año.

Ante el alarmante aumento en el mundo del número de enfermedades relacionadas con el trabajo La Organización Internacional del Trabajo (OIT) hizo un llamado a favor de una campaña mundial “urgente y enérgica” a fin de combatir un flagelo que obra un poco más de 2 millones de víctimas cada año.

“El costo final de las enfermedades profesionales es la vida humana. Esto empobrece a los trabajadores y a sus familias y puede debilitar a comunidades enteras cuando pierden a sus trabajadores más productivos”, declaró el Director General de la OIT, Guy Ryder, en una declaración emitida en ocasión del Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo.

5.500 muertes diarias

El informe The Prevention of Occupational Diseases, señala que aunque las enfermedades profesionales causan un número de muertes seis veces mayor que los accidentes laborales, éstos últimos reciben mayor atención.

De las 2,34 millones de muertes anuales relacionadas con el trabajo, la gran mayoría – alrededor de 2,02 millones – son causadas por enfermedades relacionadas con el trabajo. Esto representa un promedio diario de 5.500 muertes. Además, cada año ocurren alrededor de 160 millones de casos de enfermedades profesionales no mortales.

Los cambios tecnológicos y sociales, junto a las condiciones económicas mundiales, están agravando los peligros para la salud existentes y creando nuevos riesgos. Las enfermedades profesionales muy conocidas, como la neumoconiosis y las enfermedades relacionadas con el asbesto, siguen estando muy extendidas, mientras que otras enfermedades profesionales relativamente nuevas, como los trastornos mentales y musculoesqueléticos (TME), están aumentando.

Enormes costos

Las enfermedades profesionales acarrean costos enormes para los trabajadores y sus familias, así como para el desarrollo económico y social. La OIT estima que los accidentes y las enfermedades profesionales causan la pérdida de 4 por ciento del producto interno bruto (PIB), es decir cerca de 2.8 billones (millones de millones) de dólares, en costos directos e indirectos de los accidentes y las enfermedades.

Los datos de buena calidad son fundamentales, ya que proporcionan las bases de una estrategia eficaz. Sin embargo, más de la mitad de los países no suministran estadísticas sobre las enfermedades profesionales. Sólo pocos países recolectan datos desglosados por sexo. Esto dificulta no sólo la identificación de accidentes y enfermedades profesionales que afectan específicamente a las mujeres y los hombres, también obstaculiza la elaboración de medidas de prevención eficaces para todos.

La prevención es clave

El director de la OIT Guy Ryder dijo que la prevención es la clave para hacer frente a las enfermedades profesionales, y es más eficaz y menos costosa que los tratamientos y la rehabilitación.

Agregó que la OIT está haciendo un llamado a favor de un “paradigma de prevención que comprenda una acción exhaustiva y coherente dirigida a las enfermedades profesionales, no sólo a los accidentes”. Ryder dijo también que “un paso fundamental es el reconocimiento del marco de convenios internacionales de la OIT para una prevención efectiva y para promocionar su ratificación e implementación”.

Swisslatin (26.04.2013)