Print Friendly, PDF & Email
Desertificación en Africa (Foto UN/ E. Schneider)

Desertificación en Africa (Foto UN/ E. Schneider)

Según la ONU en el último cuarto de siglo ha aumentado la propensión a la sequía en el mundo.

Una de las consecuencias del cambio climático es el avance de la desertificación en el mundo, razón por la cual la ONU exhorta a la comunidad internacional a evitar y revertir la degradación del suelo y las sequías.

Es necesario conservar las tierras áridas y así proteger los recursos hídricos, una forma de promover la seguridad nutricional y reducir la extrema pobreza.

Al conmemorarse el Día mundial de lucha contra la desertificación y la sequía, la ONU alerta acerca de los costos sociales, políticos y económicos de la sequía son evidentes en numerosas partes del mundo.

Casos recientes

En particular recuerda las situaciones graves que han padecido recientemente Nigeria, Estados Unidos y el Cuerno de África.

En el último cuarto de siglo ha aumentado la propensión a la sequía en el mundo y se prevé que, como consecuencia del cambio climático, las sequías afectarán a más zonas y serán más intensas y frecuentes.

Según la ONU, si bien es difícil evitar la sequía, se pueden mitigar sus efectos, para lo que es necesaria una respuesta colectiva sobre la base de la prevención.

Peligro para los habitantes isleños

Por otro lado la ONU alerta sobre las perturbaciones que están experimentando los habitantes de las islas del Pacífico como resultado del cambio climático.

El aumento del nivel del mar, las inundaciones con agua salada y el incremento de eventos meteorológicos severos, está haciendo insostenible la vida en algunas de las islas y atolones, indica un informe.

Una experta pone como ejemplo el caso de los habitantes del atolón de Carteret, perteneciente a Papua Nueva Guinea, que se han debido trasladar a la Isla de Bugainvillia. A su vez, los habitantes de las islas de Kiribati y Tuvualu, ya comienzan a hacer preparativos para mudarse.

Datos erróneos

Según las previsiones de los expertos, se había previsto que estas islas queden sumergidas dentro de 30 a 50 años, pero hay un estudio reciente publicado en Estados Unidos que muestra que los modelos utilizados previamente para hacer esta predicción no han sido correctos y se está afirmando que estas islas podrían quedar sumergidas antes.

Estas personas no solo están afrontando la pérdida de sus cultivos por la salinidad del terreno provocada por las mareas, sino también el incremento de sequías, los que les impide obtener agua dulce.

Swisslatin (18.06.2013)