Print Friendly, PDF & Email
Evo Morales en la ONU -  Foto UN

Evo Morales en la ONU – Foto UN

Al mismo tiempo el país andino volverá a integrar  la Convención Antidrogas del organismo internacional.

La diplomacia boliviana en las Naciones Unidas ha conseguido un nuevo logro luego de que el organismo aceptó la excepción de la costumbre del mascado de hoja de coca que existe en ese país andino.

Sometido a consulta este tema, sólo 15 países se manifestaron en contra de esta excepción, entre ellos México que ve en ello un peligro para la salud y un incentivo para el tráfico de drogas.

Estados Unidos, Rusia, Reino Unido, Canadá, Alemania, Francia, Italia, Holanda, Suecia, Finlandia, Portugal, Israel, Irlanda, y Japón, fueron los otros países que objetaron esta excepción.

Una cuestión vinculante

La excepción estaba vinculada con la readmisión de Bolivia a la Convención de la ONU sobre Estupefacientes.

Para bloquear la solicitud de su reingreso era necesario que la tercera parte de los 183 Estados parte de la Convención, es decir 62, la objetaran en el plazo de un año luego de que Ban Ki-moon les presentara el caso el 10 de enero de 2012.

Transcurrido ese término, Bolivia quedó aceptada y el titular de la ONU recibió este viernes el depósito del instrumento de acceso –incluida la excepción – de ese país.

La Convención entrará en vigor para Bolivia el 10 de febrero próximo.

Una costumbre ancestral

Bolivia se había retirado del tratado en enero del año pasado debido a que uno de los artículos del instrumento veta el masticado de coca (acullicu)  –una práctica tradicional de su población – porque la planta contiene los alcaloides usados en la fabricación de la cocaína.

Dicha práctica está permitida incluso por la Constitución boliviana dictada en 2009.

Desde que asumió la presidencia de su país Evo Morales  había lanzado una campaña diplomática para despenalizar el masticado de la hoja de coca, que la Convención incluía como delito.

El presidente boliviano había solicitado la excepción al Secretario General de la ONU en diciembre de 2011, el que la sometió a consulta a los países miembros de la organización.

Se trata del segundo logro diplomático importante de Bolivia, pues el año pasado logro que la Asamblea General aceptara de celebrar en 2013, el Año Internacional de Quinoa, otro importante alimento tradicional de los indígenas altiplánicos.

Swisslatin (12.01.2012)