>
>
El futuro de los medias (Foto UN/ Ferré)

El futuro de los medias (Foto UN/ Ferré)

La supervivencia de los nuevos medios pasa por incluir el acceso a la información y la libertad de expresión.

La reunión de la UNESCO “Medios, sostenibilidad y agenda post 2015”, que se realizó el 15 y 16 de diciembre de 2014 en Montevideo, Uruguay, abordó el debate sobre las nuevas metas para sobre inclusión del acceso a la información post 2015.

El objetivo para este periodo post milenio, es encontrar mecanismos eficientes para garantizar la sostenibilidad de los medios de comunicación y poner en la agenda de los periodistas y los gobiernos la necesidad de incluir el acceso a la información y la libertad de expresión entre las metas de desarrollo sostenible a partir del próximo año.

Entre los temas analizados en el evento donde participaron representantes de Argentina, Bélgica, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Estados Unidos, Francia, Guatemala, México Perú y Uruguay, destacaron, en primer lugar la sostenibilidad de los medios de comunicación tradicionales, comunitarios y de las nuevas experiencias de periodismo digital.

La supervivencia de los medios

La emergencia de nuevos medios de comunicación y la dificultad que enfrentan los tradicionales ha puesto en el debate público las posibilidades de supervivencia de todos –sean comerciales, públicos o comunitarios – en el contexto de los conglomerados multimedia latinoamericanos.

La UNESCO viene impulsando el debate en torno a la inclusión de la sostenibilidad financiera de los medios como categoría a anexar en los actuales Indicadores de Desarrollo Mediático. Éstos permiten obtener un marco para evaluar el ecosistema mediático de un país o región a fin de contribuir a la gobernabilidad y el desarrollo democrático.

Los medios regionales

También se abordó el manejo de la publicidad oficial y el análisis de los indicadores de desarrollo mediático para tener en cuenta las realidades de los medios regionales. El segundo eje fue una puesta al día respecto a los avances y dificultades en la agenda de discusión hacia la definición de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) post 2015 y a la inclusión entre las metas del Objetivo 16 de la promoción del acceso a la información pública y el libertad de expresión.

Concentración de medios, subsidio estatal, reposicionamiento de medios locales, presiones políticas, fueron otros de los temas que pautaron la agenda en la mesa sobre medios tradicionales.

Falta de formación de periodistas

En un contexto de incertidumbres sobre el sistema de medios debido a la influencia de las nuevas tecnologías y la crisis del modelo de negocio tradicional, se planteó la necesidad de que se explicite en forma de subsidios y/o ayudas el interés de los gobiernos por sostener a los medios. También se señaló la dificultad de los medios “generalistas” para encontrar un nicho de mercado y el problema de la falta de formación de periodistas en investigación y nuevas plataformas.

La concentración mediática como amenaza para la independencia y pluralidad también se señaló en el debate, así como la presión de grandes medios para que los anunciantes eviten pautas en medios pequeños y los acosos desde el sistema judicial a raíz de las elevadas indemnizaciones financieras que han determinado el cierre de algunos medios.

La proliferación de medios digitales

Por otro lado, las posibilidades comunicativas que han abierto las nuevas tecnologías propiciaron la proliferación de medios digitales independientes y alternativos a los tradicionales. Ahora, ¿cómo logran, en primer lugar, sobrevivir, y luego sostenerse en el tiempo?

Cada uno de los emprendimientos ha recorrido diferentes caminos: alianzas con organismos internacionales, capacitación y consultorías, donaciones, innovación en contenidos.

El Club de los “superamigos”

A nivel de plan de negocios, una de las herramientas más innovadoras ha sido el club de miembros o los “superamigos”, vinculados con campañas públicas de donación. En algunos medios la apuesta ha sido profundizar en temas que no son tomados por las grandes cadenas y al mismo tiempo focalizarse en asuntos de justicia, seguridad pública y derechos humanos.

La capacitación a nuevos periodistas y despertar el interés de los medios tradicionales también ha sido parte de la estrategia de sostenibilidad. También la alianza con la academia ha sido un camino exitoso para varios proyectos.

Por último, la obligación de los Estados en la defensa de la libertad de expresión; las tensiones en torno a los ingresos económicos así como los niveles de profesionalización fueron algunos de los tópicos fundamentales en torno a los medios comunitarios.

Radios comunitarias y libertad de expresión

Se planteó que el acceso de las radios comunitarias al espectro no garantiza que tengan mejores condiciones para su desarrollo sino hay una política integral que pueda no solo reconocerlos sino entregar condiciones y atributos para su desarrollo. Se señaló asimismo la importancia de mejorar los contenidos para que funcionen como un club de encuentro, como un espacio ampliado más allá de la emisión.

El asunto se analizó también desde una perspectiva de Derechos Humanos, y en ese sentido se resaltó que los Estados deben generar condiciones habilitantes para nuevos medios: fondos concursales, beneficios tributarios, como un mecanismo para garantizar la libertad de expresión en los países.

Publicidad oficial y desarrollo mediático

En varias ocasiones la publicidad oficial funciona como un mecanismo por el cual los gobiernos practican una censura indirecta mediante el premio a los medios afines y el castigo a las voces críticas. Regular la misma a partir de las convenciones internacionales es una materia pendiente en varios países de América Latina.

Por ese motivo se discutieron alternativas para enfrentar la situación como generar mediciones de audiencias desde las comunidades universitarias así como el otorgamiento de un 30% de la pauta oficial a los medios del interior del país. Asimismo se recordó que una línea de trabajo a seguir refiere a dotar de contenido los principios de la Relatoría Especial de Libertad de Expresión de la CIDH publicados en el año 2011.

Una de las cuestiones que subyace en la temática es analizar cuáles coberturas son premiadas con estos recursos y cuáles son las castigadas, que no pueden por tanto circular en la opinión pública.

Swisslatin (28.12.2014)


>