Print Friendly, PDF & Email
Sala de asambleas de la Onu

(foto UN/ archivo)

Los Estados miembros de la ONU adoptaron por consenso la Declaración que estipula que ningún gobierno, personas e entidades están por encima del Estado de Derecho al inicio del Debate de Alto Nivel sobre ese tema. El texto afirma también que así como son responsables, todas esas entidades y personas tienen derecho sin discriminación alguna a la protección de la ley.

En la Declaración, los Estados manifiestan su determinación de establecer una paz justa y duradera en todo el mundo, según los principios de la Carta de las Naciones Unidas, por lo que recuerdan su obligación de resolver todas las disputas internacionales por vías pacíficas.

No a la impunidad y al genocidio

Además, se comprometen a no tolerar la impunidad en casos de genocidio, crímenes de guerra y contra la humanidad, ni en violaciones de las leyes humanitarias o derechos humanos internacionales; y reivindican los mecanismos regionales e internacionales para juzgar a los responsables.

En este sentido, la Declaración reconoce la contribución de la Corte Penal Internacional (CPI) e insta a los Estados que no formen parte de ella a ratificar el Estatuto de Roma y a cooperar con los trabajos de ese órgano.

Derechos Humanos y Democracia

Por otra parte, el documento afirma que los derechos humanos, el estado de derecho, la democracia y el desarrollo están interrelacionados y se refuerzan mutuamente, por lo que los Estados se comprometen a respetar las garantías fundamentales.

Por su parte la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos Navi Pillay recordó que el estado de derecho es la columna vertebral de esas garantías. Aseveró que las leyes nacionales deben garantizar la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley.

También señaló la necesidad de que las legislaciones incluyan penas para aquellos que vulneren esas garantías, así como indemnizaciones para las víctimas.

Aplicar leyes equitativas

A su vez el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, instó a los países a aplicar equitativamente las leyes y subrayó que los Estados deben abstenerse de ser selectivos en la aplicación de resoluciones, decisiones y legislaciones, porque los intereses políticos no deben socavar la justicia.

Ban también pidió a los gobiernos mantener los estándares más altos del estado de derecho en la adopción de decisiones, así como aceptar la jurisdicción de la Corte Penal Internacional (CPI).

“La consolidación del estado de derecho, reafirma los tres pilares de la ONU: la paz, el desarrollo y los derechos humanos”, dijo Ban.

El titular del organismo mundial afirmó que la Carta de la ONU ofrece herramientas indispensables para profundizar el estado de derecho: el poder normativo de la Asamblea General, el poder coercitivo del Consejo de Seguridad y el poder judicial de la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

Swisslatin / UN News (25.09.2012)

Compártelo con un amigo