Print Friendly, PDF & Email

António Guterres saluda a Angelina Jolie, Enviada Especial del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ( Foto archivo ONU / Mark Garten)

Tras el anuncio este viernes por parte de la Agencia de la ONU para los Refugiados de que la cifra de migrantes y refugiados venezolanos ya es de cuatro millones, la enviada especial de la Agencia, Angelina Jolie, visitó este viernes la frontera entre Colombia y Venezuela.

Al finalizar una visita de dos días, Jolie elogió el sábado la humanidad y valentía mostrada por el pueblo colombiano con los refugiados venezolanos en una emotiva declaración.

La enviada de ACNUR recordó que Colombia alberga a 1,3 millones de refugiados venezolanos y que otros 3,3 millones cruzan la frontera temporalmente en busca de  suministro y asistencia básica.

El impacto en los servicios públicos

En consecuencia, indicó que el impacto en los servicios públicos colombianos “es abrumador”, con muchos hospitales fronterizos proporcionando cuidados médicos de emergencia “al mismo número de venezolanos, como de colombianos”, y que se ha duplicado el numero de estudiantes en muchas escuelas.

Asimismo, recordó que ante esta situación Colombia mantiene la frontera abierta y que hace todo lo que está a su alcance “para absorber a este inusitado número de personas desesperadas”.

Al mismo tiempo, rememoró que tras vivir cincuenta años de guerra los colombianos conocen en primera persona los efectos del desplazamiento  y destacó la fragilidad del Acuerdo de Paz alcanzado en el país sudamericano hace menos de tres años.

“Es extraordinario que un país que por sí mismo enfrenta tantos y tan grandes desafíos haya mostrado tanta humanidad y esté haciendo estos esfuerzos para salvar vidas. Quiero reconocer esta valentía, fortaleza y resiliencia del pueblo colombiano”, destacó.

A continuación resaltó que la inmensa mayoría de las personas “desarraigadas en el mundo” optan por desplazarse dentro de sus fronteras o en países limítrofes, como el caso de los venezolanos en Colombia, y que menos del 1% de todos los refugiados son reasentados en naciones occidentales.

Los más generosos, los que menos tienen

“Si miramos alrededor del mundo, con frecuencia parece que aquellos que menos tienen son los que más dan”, razonó.

Tras el anuncio el pasado viernes de que el número de migrantes y refugiados venezolanos había superado los cuatro millones, Jolie destacó que la Agencia de la ONU y sus socios humanitarios han recibido menos de la cuarta parte – el 21%- de los fondos solicitados en el llamamiento humanitario lanzado por ACNUR el pasado mes de diciembre.

“Los países que los reciben, como Colombia, están tratando de gestionar una situación inmanejable, con recursos insuficientes. Pero ni ellos, ni los actores humanitarios, como ACNUR, han obtenido los fondos que necesitan para seguirle el paso a este flujo y, aun así, están haciendo todo lo que pueden. Este no es solamente el caso de la crisis de Venezuela.  Este escenario de números que aumentan y fondos que disminuyen se replica a nivel internacional”.

Del mismo modo, denunció que el debate político se centra cada vez más en las medidas que algunos gobiernos “ya no están dispuestos” a llevar a cabo, como la recepción de refugiados o solicitantes de asilo o la financiación de los llamamientos y operaciones de las Naciones Unidas.

“La respuesta humana es no cerrar los ojos. Es reconocer a tus hermanos y hermanas y su sufrimiento. Es trabajar para alcanzar soluciones, sin importar que tan difícil sea.”

Por último apeló al sentido de humanidad y racionalidad de las personas “que no temen asumir responsabilidades y mostrar liderazgo”.

Swisslatin / ONU noticias (11.06.2019)

Compártelo con un amigo