Print Friendly, PDF & Email
Zeid Ra'ad Al Hussein (Foto UN)

Zeid Ra’ad Al Hussein (Foto UN)

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, manifestó alarma por el fracaso de la comunidad internacional.

El fracaso de la comunidad internacional en la protección de las garantías fundamentales de los migrantes es el tema que domina los debates de la 29ª sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, iniciada este lunes en Ginebra.

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, manifestó alarma por la situación y urgió a corregir esa falencia, al participar en el Diálogo Interactivo sobre los Derechos de los Migrantes, celebrado en el marco de esta sesión.

Zeid señaló que los conflictos, la persecución, los malos gobiernos y las violaciones de las garantías civiles, políticas, económicas, sociales y culturales obligan a millones de personas a abandonar sus países y buscar seguridad en otros lugares.

Rechazo en los países de llegada

Sin embargo, esos migrantes se encuentran a menudo con más explotación, discriminación y violencia, además de rechazo o impedimentos para entrar a otro país, apuntó.

“Tengan o no tengan visas, son personas con los mismos derechos humanos que todos nosotros. Tienen caras: jóvenes y viejos, mujeres, hombres y niños, acompañados o, en muchos casos, separados de sus padres”, dijo el Alto Comisionado.

Agregó su estupor ante la frecuente demonización de los migrantes en muchos países donde existe la prosperidad y la paz. Zeid llamó a cambiar esta actitud y subrayó el derecho de esas personas a ser tratadas con dignidad.

Llamado a la Unión Europea

También se refirió a los caminos desesperados que toman los migrantes cuando no encuentran canales regulares para escapar de la opresión, la violencia y la pobreza, y rechazó la idea de que sean una carga económica ya que son individuos que trabajan, consumen y pagan impuestos en los lugares donde se asientan.

Zeid deploró la muerte de miles de migrantes en el Mediterráneo y pidió a la Unión Europea no limitarse a la búsqueda y rescate, sino también a tomar medidas que acojan una mayor migración a todos los niveles, no sólo a los trabajadores calificados.

México y América Central

En cuanto a la situación en América Latina el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos dijo que el número de menores no acompañados que cruzaron la frontera entre Estados Unidos y México prácticamente se redujo a la mitad en lo que va de año.

También destacó que uno de los factores que explica el declive en la migración de menores que huyen de la violencia y las pandillas criminales en El Salvador, Guatemala y Honduras se debe a la mayor militarización de las fronteras de México.

Sin embargo, el Alto Comisionado alertó que esta medida no se ha visto acompañada de mejoras en las condiciones en los países de origen que los impulsan a huir del país. “La resolución de esta situación debe centrarse en el porqué de la migración, no sólo en el cómo. Donde hay rendición de cuentas, imperio de la ley, inclusión y respeto por los derechos de las personas a los servicios básicos, las personas no arriesgan sus vidas ni las de sus hijos para huir”, dijo Zeid.

El mayor centro detención de inmigrantes del mundo 

Por otro lado, señaló que Estados Unidos sigue conservando la mayor infraestructura de detención de inmigrantes del mundo, con un costo de unos 2.000 millones de dólares al año. Zeid pidió alternativas urgentes a la detención, especialmente para los niños.

El Alto Comisionado también expresó su preocupación por los planes de expulsar a un gran número de haitianos indocumentados de la República Dominicana.

Ante la gravedad del problema, instó a las autoridades dominicanas a asegurarse de que los derechos de los migrantes sean siempre respetados y que se siga el debido proceso en todo momento. Las personas con una razón legítima para permanecer en la República Dominicana deberían de estar protegidos de la deportación, apuntó.

Swisslatin / UN News (16.06.2015)