Print Friendly, PDF & Email
Refugiada siria y sus hijos (UN)

Refugiada siria y sus hijos (UN)

Tanto el ACNUR como el la OIM solicitan no dar marcha atrás a los programas de acogida para refugiados sirios.

Evitar la amalgama entre terroristas y refugiados es el mensaje de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) que han pedido a los gobiernos europeos no dar marcha atrás a sus promesas de ofrecer asilo a los refugiados que huyen de Siria.

En conferencia de prensa en Ginebra, la Agencia expresó preocupación por las noticias, aún sin confirmar, de que uno de los atacantes en París podría haber entrado a Europa como parte del actual flujo de migrantes y refugiados.

Evitar amalgamas

ACNUR llamó a no alimentar prejuicios contra esas personas y subrayó que la gran mayoría de los que ingresan a esa región huyen de la persecución y el conflicto, además de las amenazas del extremismo y el terrorismo perpetrado por los mismos grupos responsables de los ataques en París.

“Estamos muy perturbados por el lenguaje utilizado que demoniza a los refugiados como grupo. Esto es muy peligroso porque contribuye al miedo y a la xenofobia. Los problemas de seguridad en Europa son muy complejos y los refugiados no deben ser convertidos en chivos expiatorios ni víctimas secundarias de esos trágicos eventos”, dijo Melissa Fleming, portavoz de ACNUR.

Preservar el sistema de asilo

Subrayó la importancia de preservar la integridad del sistema de asilo y reiteró que desde el principio se ha urgido a los Estados a poner en práctica un sistema efectivo de registro, protección y control.

La portavoz enfatizó que la seguridad de las sociedades y la integridad del sistema de asilo en Europa no son incompatibles.

También la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) se sumó al coro de las agencias humanitarias que solicitan una respuesta mesurada a los ataques terroristas en París.

El portavoz de la OIM, William Swing, pidió que la medidas que se tomen no tengan un impacto negativo en los migrantes, porque muchos de ellos son también víctimas de la violencia y el terrorismo.

Por una migración legal

Swing afirmó que desde el desastre de Lampedusa hace dos años, la OIM viene solicitando que la migración sea legal, segura y protegida para todos.

“Legal significa que los migrantes no tengan que buscar peligrosas rutas clandestinas manejadas por grupos criminales. Segura significa que no se hagan más viajes peligrosos en naves precarias. Y protegida para todos significa que sea una migración controlada por gobiernos y profesionales”, explicó.

Con respecto a la utilización de los flujos migratorios por los terroristas, Swing afirmó que los casos en la historia son extremadamente escasos.

El portavoz de la OIM informó que hasta hace dos días, el número de refugiados que ha llegado a Europa por el Mediterráneo en lo que va del año alcanzaba los 832.000.

Swisslatin / UN News (18.11.2015)