Print Friendly, PDF & Email
niño boliviano

(foto WB/archivo)

En momentos en que el gobierno de Bolivia se apresta a lanzar oficialmente el “Año Internacional de la Quinua”, un grupo de agencias de la ONU que operan en Bolivia entregaron al gobierno del departamento de Cochabamba ayuda para combatir la desnutrición en los nueve municipios cochabambinos.

Se trata esencialmente de equipos de computación y software de atención primaria en salud, iniciativa en que participan por la ONU el Programa Mundial de Alimentos (PMA), UNICEF, la FAO, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de Población (UNFPA) y el Programa de Desarrollo Industrial (ONUDI).

Desnutrición cero

Esta aportación forma parte del programa conjunto del gobierno de Bolivia y la ONU “Multisectorial desnutrición cero”, financiado con fondos del gobierno español para impulsar la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

El nuevo equipo permitirá a los Consejos Municipales de Alimentación y Nutrición fortalecer sus funciones de impulso a diversas acciones para erradicar la desnutrición infantil en el ámbito local.

Un problema de salud pública en Bolivia

La desnutrición crónica infantil es importante problema de salud pública en Bolivia. En municipios vulnerables que reciben el apoyo del Programa Conjunto en Cochabamba, los índices en menores de 5 años superan el promedio nacional, alcanzando un 27%.

El rol de la quinua

En este contexto y ante el desafío de alimentar a la población del planeta, enfrentada a los efectos del cambio climático, el presidente de Bolivia, Evo Morales lanzará la próxima semana el “Año Internacional de la Quinua.

Originaria de los Andes, la quinua, aparece como una alternativa para aquellos países que sufren de inseguridad alimentaria, debido a su capacidad para adaptarse a la sequía, a suelos pobres y a diferentes alturas.

La FAO ha explicado que la promoción de la quinua a nivel mundial tiene el objetivo de potenciar cultivos tradicionales u olvidados.

Swisslatin (24.10.2012)