>
>
Memorial del Holocausto (Fany Meil)

Memorial del Holocausto (Fany Meil)

Aniversario de la liberación del campo de concentración de Auschwitz-Bikernau: educar para impedir repetición de genocidios.

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, reiteró en Ginebra que la discriminación y el odio matan y hieren a miles de personas cada año y niegan la hermosa diversidad de individuos y culturas que existen dentro de la humanidad.

Así lo advirtió, en un mensaje con motivo del aniversario de la liberación del campo de concentración de Auschwitz-Bikernau por el ejército soviético, celebrado este 27 de enero en diversas partes del mundo, y es un recuerdo luctuoso incluido en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

El odio persigue a otros grupos

“Nos sigue persiguiendo la suerte de millones de hombres, mujeres y niños judíos, al igual que gitanos, polacos, prisioneros de guerra soviéticos, discapacitados, homosexuales y otras personas que fueron aniquiladas en esa horrorosa máquina de la muerte”, apuntó.

Zeid recordó que la Carta de las Naciones Unidas fue redactada en respuesta a las atrocidades cometidas durante la Segunda Guerra Mundial, para establecer una nueva visión de un mundo en el que la gente pudiera ejercer sus derechos humanos con dignidad, igualdad y libertad.

El catálogo de atropellos crece

Desafortunadamente, sostuvo, las influencias tóxicas de la discriminación y el odio racial y étnico aún perviven y el catálogo de atropellos continúa creciendo.

En memoria de las víctimas y sobrevivientes del Holocausto y el dolor que muchos desde entonces han sufrido, Zeid subrayó la urgencia de fortalecer la valentía moral y rechazar las discriminaciones de todo tipo.

Prevenir los genocidios

Por su parte el vicesecretario general de la ONU, Jan Eliasson, pidió a los Estados hacer más para prevenir los genocidios.

Elliason recordó el campo de concentración y exterminio de la Alemania nazi, de Auschwitz-Birkenauel más grande de su tipo durante la Segunda Guerra Mundial. Se estima que más de un millón de hombres, mujeres y niños judíos, decenas de miles de polacos y prisioneros de guerra soviéticos y de otras nacionalidades fueron aniquilados en ese lugar de 1942 a 1944.

“El genocidio puede ocurrir cuando ignoramos las señales de advertencia y no queremos actuar”, dijo Eliasson en un acto celebrado en la sede de la ONU convocado por la Misión Permanente de Polonia.

Es el resultado de un proceso

“El genocidio no sucede en un día. El genocidio es el resultado de procesos que ocurren en el tiempo y condiciones que les permitan desarrollarse. El reto al que nos enfrentamos es parar estos procesos y las condiciones que los alientan en etapas tempranas”, puntualizó

El vicesecretario general afirmó que el homenaje a las víctimas del Holocausto constituye una oportunidad para reflexionar colectivamente sobre cómo la comunidad internacional puede tomar medidas para que éste y los crímenes cometidos en Camboya, Rwanda y Srebrenica no se repitan.

Swisslatin / UN News (27.01.2014)


>