Refugiados del Mediterráneo (OIM)

Refugiados del Mediterráneo (OIM)

ACNUR advierte sobre el creciente peligro mortal que entraña la travesía del Mediterráneo.

La Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) cifra en más de 300.000 de refugiados y migrantes que llegaron a Europa durante los primeros nueve meses de este año tras cruzar el Mar Mediterráneo.

Según ACNUR, la cifra es más baja que la registrada durante ese mismo periodo durante 2015, pero superior a los más de 216.000 migrantes que llegaron en todo 2014.

Sin embargo, el portavoz de ACNUR, William Spindler, advirtió en cambio del creciente peligro mortal que entraña la travesía.

2016 será el año más mortífero 

“El número de personas que fallecieron o desaparecieron entre enero y septiembre es sólo un 15% menor que la totalidad de bajas durante el año pasado. De seguir a este ritmo, 2016 será el año más mortífero del que se tenga registro en el Mediterráneo”, estimó Spindler.

El portavoz indicó que Italia y Grecia continúan siendo los países principales de llegada de los refugiados, aunque con diferentes patrones.

Menos llegadas a Grecia

Las cifras en Italia durante los primeros 9 meses del año se mantuvieron casi idénticas respecto a 2015, con unas 130.000 llegadas, sin embargo los número sufrieron una fuerte caída en Grecia.

El país heleno acogió a 165.000 refugiados de enero a septiembre, para una disminución de un 57% respecto a 2015, cuando se registraron más de 385.000 llegadas. El 68% de los migrantes proviene de Siria, Afganistán, Iraq, Nigeria y Eritrea.

Hasta el momento, el plan adoptado por la Unión Europea y sus Estados miembros que debía reubicar a unos 160.000 refugiados, ha trasladado a menos de 5.000.

Medalla Nansen para Equipo de Rescate Heleno

Cabe destacar que ACNUR concedió la semana pasada su premio Nansen a un equipo de rescate marítimo por su incansable tarea de salvamento y a una activista de derechos humanos que proporcionó cobijo a miles de refugiados que llegaron a la isla griega de Lesbos.

El Equipo de Rescate Heleno está compuesto por 2.000 voluntarios y se dedica a auxiliar a personas en el Mar Egeo y en las montañas de Grecia desde el año 1978. Durante 2015, realizaron más de 1.000 operaciones de rescate, salvando la vida de 2.500 personas.

La activista Efi Latsoudi de la organización PIKPA Village, otra premiada, provee a los migrantes, mediante, un entorno seguro en un antiguo campamento de verano infantil transformado en 2012 en hogar de acogida para refugiados. PIKPA dio refugio a 600 refugiados al día, cuando su capacidad es de 150.

Una cara de Europa humana

“Dar apoyo a estas personas no es una situación excepcional, sino que es nuestra tarea. Creo que la razón por la que los voluntarios griegos e internacionales llegan a la isla cada día tiene que ver con la solidaridad. Creo que es algo que se lleva en la sangre.

Hay una cara de Europa, que es muy humana e increíble. Se pueden hacer milagros y este es uno de ellos”, afirmó Latsoudi. El premio Nansen reconoce la labor de voluntarios en Europa y en todo el mundo y la ayuda proporcionada a los refugiados, facilitando la integración en sus comunidades.

Swisslatin / UN News (23.09.2016)