Pobreza indígena en Argentina (AP)

Pobreza indígena en Argentina (AP)

Conclusiones de la visita del Relator Especial de las Naciones Unidas sobre el racismo, Mutuma Ruteere.

El Relator Especial de la ONU sobre el racismo, Mutuma Ruteere, instó al Gobierno de Argentina a tomar medidas urgentes para hacer frente de forma sostenible la invisibilidad, la marginación y la exclusión sistemática de los pueblos indígenas, uno de los grupos más vulnerables en el país.

El experto en derechos humanos hizo este llamamiento al final de su primera visita oficial a la Argentina, del 16 al 23 de mayo, para evaluar la situación de los pueblos indígenas, los afrodescendientes, los migrantes de la región y otros lugares, además de otros grupos.

Discriminación contra los pobres

Ruteere indicó que, “al igual que en otras partes del mundo, las prácticas discriminatorias en el país van dirigidas frecuentemente contra los pobres y, de hecho, los más vulnerables que pertenecen a grupos minoritarios, como las poblaciones indígenas, los afro-argentinos y las comunidades de migrantes”.

“Argentina ha desarrollado un marco jurídico amplio para la eliminación de la discriminación racial y la igualdad de derechos para todos los habitantes, que sean argentinos o extranjeros”, dijo el experto.

En este sentido  valoró las leyes para proteger a los grupos vulnerables específicos, como los pueblos indígenas, así como de los esfuerzos realizados para reconocer la existencia de afro-argentinos a través de una serie de medidas simbólicas.

Política migratoria deficiente

Ruteree también destacó la ley de Argentina sobre migración, “que reconoce a la migración como un derecho fundamental e inalienable, y el establecimiento de una serie de instituciones destinadas a promover los derechos humanos y luchar contra la discriminación, como el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI)”, dijo.

Sin embargo, el experto en derechos humanos también indicó que, a pesar del detallado marco legal institucional existente, la aplicación efectiva es deficiente y persisten importantes desafíos.

Terrible situación indígena

Ruteere pidio a las autoridades argentinas que desarrollen una estrategia nacional multisectorial integral para abordar los derechos de los pueblos indígenas y otros grupos discriminados.

“La situación de los pueblos indígenas en ciertas áreas del país es terrible, ya que viven en la extrema pobreza, en un aislamiento socio-cultural y sin acceso a servicios básicos como la salud, una vivienda decente, e incluso al agua potable”, advirtió.

Alarmante represión

“Resulta alarmante la tendencia a la represión de la que se ha informado en distintas partes del país en contra de la movilización de grupos indígenas para reclamar sus derechos, así como las represalias contra los defensores de los derechos de las minorías y dirigentes, y los miembros de sus familias”, dijo el experto independiente.

“He escuchado acusaciones de discriminación por perfil racial de parte de agentes de seguridad pública, además de violencia contra los migrantes de los países vecinos y de más allá, y que esos actos quedan impunes y que las investigaciones de estos crímenes raramente se concluyen”, explicó al señalar que la ausencia de una política eficaz de integración de los migrantes contribuye aún más a la marginalización y la estigmatización de este grupo.

Medidas de acción

El experto en derechos humanos recomendó la aplicación de medidas de acción afirmativa para permitir la representación de los grupos minoritarios en posiciones de influencia, como en el sistema educativo, incluido al nivel universitario, en el poder judicial, en las legislaturas y en los cargos ejecutivos.

Las conclusiones y recomendaciones finales del Relator Especial formarán parte de su informe al Consejo de Derechos Humanos en junio de 2017.

Swissatin / UN News (24.05.2016)