Stephen O'Brien (UN)

Stephen O’Brien (UN)

La “cumbre sobre las víctimas” resalta el alto grado de sufrimiento que se vive en este momento en el mundo.

La ONU espera de la Cumbre Humanitaria Mundial que se celebra en Estambul se traduzca en un llamado a la acción al servicio de una humanidad común. “Esta es una cumbre sobre las víctimas”.

Así lo sostuvo el vicesecretario general de la ONU, Jan Eliasson, que participa en la reunión junto al secretario general adjunto para Asuntos Humanitarios, Stephen O´Brien.

Los altos representantes de la ONU resaltaron el alto grado de sufrimiento que se vive en este momento en el mundo debido tanto a los desastres naturales como a los desastres provocados por el hombre.

El objetivo de la Cumbre Humanitaria Mundial será asumir el compromiso de reforzar el sistema humanitario para que los preparativos y la resiliencia tengan una mayor atención, y para que los esfuerzos locales sean la base de la respuesta a las emergencias, señaló el máximo responsable de Asuntos Humanitarios de la ONU, Stephen O´Brien.

Cambio climático

Eliasson comentó que recientemente ha sido testigo de ese sufrimiento durante su viaje a Nepal, que aún se recupera del terremoto que registró el año pasado, y a Vietnam, afectado por los fenómenos meteorológicos desencadenados por el cambio climático.

El vicesecretario general declaró que es necesario ir “a la raíz de las causas” que provocan este sufrimiento y señaló que el camino para hacerlo es la Agenda Una Humanidad: Nuestra responsabilidad compartida, que el Secretario General, Ban Ki-moon, ha diseñado con motivo de esta Cumbre.

Respetar las leyes humanitarias

Entre los principales puntos de esa Agenda destaca: primero, ha de hacerse más por prevenir los conflictos; segundo, han de respetarse las leyes humanitarias; tercero, no puede marginarse a nadie.

En cuarto lugar, la ayuda humanitaria debe vincularse con el desarrollo sostenible a través de la Agenda 2030; y finalmente deben conseguirse más recursos financieros al tiempo que deben rebajarse las necesidades humanitarias.

Mitigar el sufrimiento de las personas

Por su parte, O’Brien explicó que ha llegado a esta Cumbre tras haber viajado a Nigeria y a la zona del lago Chad, donde ha podido observar las necesidades de cientos de miles de personas que “huyen de las brutalidades de Boko Haram”.

Añadió que la Cumbre es “una oportunidad única para prevenir y mitigar el sufrimiento de las personas” y dirigió su llamado a la acción a todos los líderes mundiales entre los que incluyó no sólo a los políticos, sino también a los dirigentes del sector privado y de las organizaciones humanitarias internacionales.

Más de 125 jefes de Estado y de Gobierno participan junto a representantes de agencias de la ONU, la sociedad civil, el sector privado, la academia y miles de participantes más a la cita en Estambul.

Swisslatin / UN News (23.05.2016)