Reunión del Consejo de Derechos Humanos (UN)

Sesión del Consejo de Derechos Humanos (UN)

La resolución pacífica de disputas y el respeto de las leyes internacionales, generaran soluciones duraderas a las crisis.

El Alto Comisionado de la ONU  para los Derechos humanos señaló que la agitación y las crisis que afronta la comunidad internacional en la actualidad muestran claramente los desastres que pueden ocurrir cuando los derechos humanos se descuidan, ignoran o minimizan.

Zeid Ra’ad Al Hussein, consideró consideró en su informe sobre su trabajo ante la Tercera Comisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que dichas crisis sólo podrán resolverse cuando los Estados cumplan con los compromisos vinculantes que tienen en la arena de los derechos humanos.

Zeid afirmó que los Estados avanzarán cuando protejan y garanticen los derechos, la dignidad y el valor de cada persona. En este terreno, destacó, entre otros, los derechos de expresión y asamblea, de acceso a la salud, la educación y el desarrollo.

Respeto a las leyes internacionales

“La resolución pacífica de disputas y, en caso de conflicto, la protección de los civiles y de las instalaciones marcadas en las leyes internacionales. Estos son los factores que generarán soluciones duraderas a las crisis”, dijo Zeid.

El Alto Comisionado señaló que su Oficina trabaja con los Estados para que fortalezcan el ejercicio de los derechos humanos y recordó que éstos son el tercer pilar del desarrollo y la paz.

Se refirió en particular a la crisis migratoria de la actualidad en varias regiones del mundo y urgió a encararla con enfoques basados en los derechos humanos de los migrantes.

Parlamentarios y las libertades digitales

Por otro lado en Ginebra, parlamentarios procedentes de 137 países se comprometieron a adoptar medidas que aborden dos de las cuestiones más desafiantes a las que se enfrenta el mundo hoy en día: la migración y la protección de la libertades digitales.

Al adoptar una resolución sobre la democracia en la era digital durante la 133a Asamblea de la Unión Interparlamentaria (UIP), los parlamentarios han establecido nuevos estándares acerca de la protección de la democracia y las libertades digitales en una época de vigilancia masiva.

Revisar leyes nacionales

La resolución insta con urgencia a los parlamentos a que revisen las leyes nacionales para que se prohíba la interceptación, recogida, análisis y almacenamiento de datos personales sin el consentimiento informado de las personas afectadas o una resolución judicial válida.

Subraya la necesidad de proteger la privacidad de forma uniforme a través de las fronteras nacionales e internacionales, y hace un llamamiento a los parlamentos para impedir que los acuerdos de intercambio de datos con otros Estados o multinacionales rehúyan las leyes nacionales.

Seguridad nacional y libertades individuales

Esta resolución, de 25 puntos, resalta la importancia de encontrar un equilibrio entre la seguridad nacional y las libertades individuales para que las medidas que se adopten en nombre de la seguridad nacional y la lucha contra el terrorismo no socaven la democracia ni supongan una amenaza para los derechos humanos.

Se insta con urgencia a los parlamentos a que la legislación nacional prohíba de forma estricta todo intento de acallar las voces democráticas en línea, incluidas las de periodistas y defensores de los derechos humanos, mediante prisión, censura, piratería u otros medios represivos.

Se recomienda encarecidamente la adopción de leyes coherentes e integrales que protejan a los denunciantes de irregularidades de conformidad con las normas internacionales.

Swisslatin (22.10.2015)