Personas que huyen la guerra en Siria (HCR)

Personas que huyen la guerra en Siria (HCR)

La ONU dice que no hay una solución militar al conflicto; el terrorismo se debe a la falta de un diálogo político.

Tras los anuncios de las operaciones aéreas de Rusia en Siria, el Secretario General de la ONU enfatizó una vez más que los bombardeos aéreos realizados por cualquier país se ajusten estrictamente a las leyes internacionales humanitarias y de derechos humanos.

Ban Ki-moon reiteró que no hay una solución militar al conflicto y le recalcó que el terrorismo en el país se debe en gran parte a la falta de un diálogo político.

Por su parte el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, aseveró que sus incursiones aéreas en territorio sirio para atacar objetivos del ISIS y otros grupos terroristas respetan la ley internacional.

El canciller agregó, en este contexto, que las operaciones aéreas rusas, a diferencia de las de la coalición de países occidentales, se realizan por pedido del gobierno sirio.

Participación militar legítima

Lavrov recordó que la participación militar en terceros países sólo es legítima si responde a un mandato del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas o si es solicitada por el gobierno del país afectado.

“Nosotros dijimos desde el principio, cuando se anunció la coalición, que era un error no acudir al Consejo de Seguridad y que era otro error no involucrar al gobierno sirio. Si hubieran ido al Consejo de Seguridad creo que hubieran podido acordar un concepto que fuera aceptable para todos”, apuntó.

Bombardeos insuficientes

El ministro agregó que los bombardeos no serán suficientes para resolver el conflicto en Siria sino que hace falta un proceso político que inicie con un diálogo mediado por la ONU.

Lavrov consideró que no se pueden adoptar posiciones hipócritas en las que se tacha de ilegítimo a un gobierno, pero se le reconoce para negociar el desmantelamiento de su arsenal químico.

Sigue el éxodo de refugiados hacia Europa

Por otra parte la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) informó en Ginebra que más de medio millón de personas, la mayoría de ellos refugiados, ha cruzado el mar Mediterráneo este año en busca de un sitio más seguro en Europa.

Para hacer frente a esta emergencia, ACNUR solicitó 128 millones de dólares al hacer una reevaluación de los costos para esa crisis en 2015 y 2016.

Los fondos serán canalizados a través de una iniciativa especial para el Mediterráneo en la que la agencia trabaja de cerca con la Unión Europea, además de otros países de Europa, África y Oriente Medio afectados por conflictos y el desplazamiento forzoso de poblaciones.

Recursos flexibles

ACNUR estima que con ese monto asistirá a 700.000 personas que buscan protección en Europa, aunque señaló que es difícil hacer cálculos a estas alturas porque la cifra podría ser aún mayor en 2016.  La planificación se basa en necesidades similares en 2015.

La agencia de la ONU apeló a los donantes internacionales a proveer contribuciones que puedan ser ubicadas con flexibilidad, con el fin de responder a una situación que evoluciona muy rápidamente en Europa y que requiere mover recursos de un lugar a otro para hacer frente a la crisis.

Swisslatin / UN News (02.10.2015)