Print Friendly, PDF & Email

Medellín es la capital de la provincia montañosa de Antioquia (Colombia). Apodada la “ciudad de la eterna primavera” por su clima templado,(foto ONU)

«Concentrémonos en la innovación a fin de asegurar una vida mejor a las generaciones futuras y trazar el rumbo hacia el desarrollo urbano sostenible e inclusivo en beneficio de todos». — Fue el mensaje de António Guterres, Secretario General de la ONU.

A mejor ciudad, mejor calidad de vida

El Día Mundial de las Ciudades se estableció con el objetivo de promover el interés en la urbanización y fomentar la cooperación entre los países para aprovechar las oportunidades y afrontar los desafíos que plantea el urbanismo, así como para contribuir al desarrollo urbano sostenible en todo el mundo.

La urbanización planificada maximiza la capacidad de las ciudades para generar empleo y riqueza, y para fomentar la diversidad y la cohesión social entre diferentes clases, culturas, etnias y religiones. Las ciudades deben ser diseñadas para vivir juntos, crear oportunidades, permitir la conexión e interacción, y facilitar la utilización sostenible de los recursos compartidos.

Más de la mitad de la población mundial vive en zonas urbanas en la actualidad. En 2050, serán dos terceras partes. Muchas de las viviendas y servicios que se necesitarán en este mundo cada vez más urbano aún no se han construido, e incluso habrá que erigir nuevas ciudades. Esto brinda enormes oportunidades para desarrollar y aplicar soluciones que permitan hacer frente a la crisis climática y allanar el camino hacia un futuro sostenible.

Las ciudades consumen más de dos tercios de la energía mundial y emiten más del 70 % de las emisiones mundiales de dióxido de carbono. Las decisiones que se tomen en los próximos decenios en cuanto a infraestructura urbana —planificación, eficiencia energética, generación de energía eléctrica y transporte— tendrán una influencia decisiva en la curva de emisiones. De hecho, será en las ciudades donde la batalla del clima se ganará o se perderá en su mayor parte.

Pero además de su enorme huella climática, las ciudades generan más del 80 % del producto interno bruto mundial y, como centros de educación y emprendimiento, son el eje de la innovación y la creatividad, con la juventud generalmente a la cabeza.

Desde el transporte público eléctrico a la energía renovable y una mejor gestión de los desechos, muchas de las respuestas necesarias para la transición hacia un futuro sostenible con bajas emisiones ya están disponibles. Las ciudades de todo el mundo las están haciendo realidad. Es alentador ver cómo esta visión se materializa, pero necesitamos que sea la nueva norma. Ha llegado el momento de actuar con ambición.

El Día Mundial de las Ciudades llega al final del “octubre urbano”, un mes dedicado a concienciar sobre las dificultades, los logros y la sostenibilidad de las urbes. Al concluir este período, concentrémonos en la innovación a fin de asegurar una vida mejor a las generaciones futuras y trazar el rumbo hacia el desarrollo urbano sostenible e inclusivo en beneficio de todos.

Swisslatin /  ONU Noticias (31.10.2019)

Compártelo con un amigo