Print Friendly, PDF & Email
La violencia infantil oculta (Foto Unicef)

La violencia infantil oculta (Foto Unicef)

La iniciativa es apoyada por el actor británico y embajador de Buena Voluntad, Liam Nesson.

El Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) lanzó esta semana una campaña internacional que hace un llamado urgente a la eliminación de todas las formas de violencia contra los niños.

La iniciativa “Hacer visible lo invisible” cuenta con el apoyo del actor británico y embajador de Buena Voluntad de UNICEF, Liam Nesson, activo en difundir las actividades del organismo, en particular las que violan los derechos de los niños.

La campaña recuerda que la violencia contra los menores muchas veces pasa inadvertida, por lo que exhorta a ciudadanos, legisladores y gobernantes a denunciarla como un primer paso para combatirla.

La violencia que no se ve, existe

“El que no puedas ver la violencia contra los niños no quiere decir que no exista, haz visible lo invisible, ayúdanos a que la violencia contra los niños desaparezca”, dice el famoso intérprete de cine en un mensaje de video con escenas de casos de violencia invisible.

Al presentar la campaña, el director ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake, sostuvo que ningún país o cultura está a salvo de ese flagelo contra los niños.

“Nuestra indignación y enojo debe ser visto y escuchado en todo momento y lugar donde hay un niño lastimado. Debemos hacer visible lo invisible”, apuntó.

Castigos corporales en el hogar

Lake agregó que la violencia no sólo deja heridas físicas sino también cicatrices mentales que afectan la salud y la capacidad de aprender y de relacionarse con los demás niños, socavando así su desarrollo.

Aunque no se sabe con precisión, los datos en muchos países indican que del 80% al 98% de los niños sufren castigos corporales en el hogar, y una tercera parte o más recibe castigos físicos severos.

El origen de la iniciativa es la indignación popular que estalló tras varios ataques horribles contra la infancia en el mundo, como el atentado a tiros que ocurrió en Pakistán en octubre de 2012 contra Malala Yousafzai, de 14 años; la muerte por disparos de 26 alumnos y profesores en Newtown, en diciembre de 2012; y las violaciones en grupo de niñas en la India y Sudáfrica en 2013.

Cifras alarmantes

Según las cifras de la ONU, unos 150 millones de niñas y 73 millones de niños menores de 18 años padecen violencia y explotación sexual, y alrededor de 1,2 millones son víctimas de trata cada año.

Swisslatin (03.08.2013)