Portal suizo de Información y Servicios

Sociedad

Rubricas
 
Inicio
Epistolario
Quinta Suiza
Latinos en Suiza
Reportajes
Economía
Ciencias
Sociedad
Cultura
Genealogía
Deportes

Noticias de Agencias

Ginebra Internacional
Nosotros


 

 

Suiza intensifica control sobre fraude en materia de estado civil

Nuevas normas europeas para luchar contra los matrimonios por conveniencia. 

 


Mayor control sobre los matrimonios por conveniencia, incluso las bodas religiosas (Foto LDD)

 

Desde el pasado mes de marzo la Oficina Federal del Registro Civil en Berna, comenzó a aplicar las nuevas directivas europeas en materia de control de documentos  internacionales de matrimonios y filiación.

Se trata de instrucciones adoptadas por la reciente asamblea general de la Comisión Internacional del Estado Civil (CIEC) de la cual Suiza hace parte junto a los países de la Unión Europea y que tienen relación con la prevención del fraude documental en materia de estado civil.

Verificación científica de los documentos

La CIEC consideró en su asamblea general que algunos Estados deben revisar su legislación para que se puedan realizar comprobaciones con "alcance necesario". Es decir, la posibilidad de recurrir a "procedimientos científicos de investigación" para cotejar los documentos presentados con los del país de origen y, además ampliar, la colaboración entre los consulados de los estados partes.

Los 16 países miembros de la Comisión Internacional del Estado Civil (CIEC) detectaron un elevado número de documentos extranjeros de estado civil que no ofrecen "garantías suficientes" y otros que "no se corresponden con la realidad" como consecuencia de la "mala organización o gestión" de los registros civiles locales.

Las nuevas instrucciones pretenden evitar los matrimonios "fraudulentos" que tienen como objetivo la obtención de la nacionalidad suiza, permiso de residencia o reagrupación familiar.

Efecto interno

En el plano interno, el Registro Civil Federal, mediante una circular oficial, hizo llegar a las autoridades de los registros civiles comunales, una serie de medidas para detectar las ilicitudes que suelen darse en estos casos, como falsos certificados de estado civil, inscripciones de hijos ilegales, decisiones judiciales litigiosas sobre divorcios y matrimonios en blanco.

En particular las nuevas disposiciones autorizan a los consulados helvéticos a calificar en primera vista, la validez legal de las certificaciones de las actas de los Registros Civiles extranjeros que se presenten en un Registro Civil suizo. Además, todos los documentos sin excepción deberán ser traducidos a uno de los idiomas nacionales y legalizados antes de ser presentados para su inscripción en Berna.

Entrevistas personales pre-matrimoniales

Cabe señalar que antes de la publicación de estas disposiciones, las oficinas del Registro Civil helvético comenzaron a aplicar desde el 1 de enero del 2006, medidas de control sobre los matrimonios entre binacionales y entre extranjeros residentes.

Desde esa fecha, las personas que deseen contraer matrimonio en Suiza deben someterse a una audiencia especial con el jefe del registro civil local, que podrá, en virtud de los antecedentes recabados, rechazar la celebración de la boda, o proceder con posterioridad a su anulación, si se descubren que se trató de un matrimonio de conveniencia.

Desde ahora, únicas certificaciones admisibles serán las que estén firmadas y fechadas por la autoridad competente, provistas, en su caso, del sello correspondiente y con indicación, asimismo, del registro del que proceden.

Swisslatin

Las modificaciones más recientes de la ley de extranjería

Hasta ahora el extranjero que beneficiada de un permiso anual (permiso B) podía al cabo de 10 años de estancia, adquirir automáticamente el permiso de residencia definitivo (permiso C).

Con la nueva ley que entró en vigor en enero del 2006, después de diez años en Suiza, los extranjeros no tienen automáticamente derecho a obtener ese permiso de establecimiento de larga duración.  

La nueva ley suprimió la concesión automática de la autorización de establecimiento para los extranjeros. La nueva  ley  establece el principio de que ninguna autorización de residencia automática sea acordada sin examen previo y profundo por parte de las autoridades cantonales.

Limitación del derecho de reagrupación familiar

La nueva ley limita además las condiciones de reagrupación familiar. El cónyuge extranjero de un nacional suizo y sus niños menores de 18 años no tendrán derecho a un permiso de residencia si no viven con él.

En cuanto a la familia de un extranjero en beneficio de una autorización de estancia en virtud del derecho de reagrupación familiar, no tendrá forzosamente el derecho a establecerse en Suiza. Se impuso el criterio de un examen caso por caso.

Los hijos de suizos

Por lo que se refiere a los niños, la ley redujo de 14 a 12 años el límite máximo que daba derecho a un permiso de larga duración en el marco de la reagrupación familiar. Incluso los niños de un ciudadano suizo serán afectados por esta decisión.

Por último, la nueva ley suprimió la posibilidad de conceder autorizaciones de corta duración a la mano de obra no calificada de países de fuera de la UE. Sólo los especialistas, los altos ejecutivos y algunos trabajadores altamente calificados podrán pretender a este tipo de permiso, el que se otorgará tras un estudio de caso por caso.

 
 




 

© Swisslatin 2005

 

Sitio configurado para una pantalla 800x600

Webmaster