Salud


Fortalecer los servicios de planificación familiar  (foto UN/ Bernardino Soares)

Nuevas medidas para fortalecer los servicios de salud sexual y reproductiva

La OMS llama a mejorar las estrategias de planificación familiar en los países en desarrollo.

publicidad

La Organización Mundial de la Salud (OMS) se ha comprometido a acelerar su evaluación de los anticonceptivos de calidad ya existentes o nuevos, a fin de aumentar el número de mujeres de los países de ingresos bajos y medios que puedan adquirir y utilizar una gama más amplia de productos anticonceptivos eficaces y seguros.

Asimismo, la OMS se ha comprometido en la Cumbre de Planificación Familiar de Londres a prestar apoyo a los países para que integren los servicios de planificación familiar en la atención sanitaria básica y a examinar de forma sistemática las causas de que todavía haya tantas mujeres que no pueden acceder a la anticoncepción cuando la necesitan.

Acceder a los anticonceptivos

El objetivo de la Cumbre de Londres es movilizar los compromisos mundiales políticos, financieros y de prestación de servicios para garantizar que 120 millones más de mujeres y niñas de los países más pobres dispongan en 2020 de información, servicios y productos anticonceptivos sin coacciones ni discriminaciones.

La OMS propone una serie de medidas a implementar, como ampliar la oferta de opciones de planificación familiar, de modo que todas las mujeres puedan seleccionar un método que atienda sus necesidades.

Anticonceptivos de buena calidad

La OMS va a reforzar la precalificación de productos asequibles y seguros y a potenciar la investigación sobre la eficacia y la seguridad de los anticonceptivos existentes, así como el desarrollo de nuevos productos. Muchos compradores a gran escala consideran que el sistema de precalificación de la OMS es una garantía importante de que los productos que adquieren son de buena calidad.

Capacitación adecuada de los profesionales

Aumentar el número de profesionales sanitarios cualificados capacitados y autorizados para prestar servicios de planificación familiar. Unos 57 países están sufriendo una «crisis de personal sanitario». La OMS propugna la redistribución de tareas entre los profesionales sanitarios con la capacitación adecuada, de modo que los países puedan ampliar el acceso a los servicios.

Otras medidas

Lograr que la planificación familiar sea un componente esencial de los servicios de atención sanitaria dispensados en el periodo prenatal, inmediatamente después del parto o de un aborto, y durante el año siguiente a un parto o aborto.

Lograr la disponibilidad y aceptabilidad de métodos de planificación familiar de larga duración o permanentes, como los dispositivos intrauterinos, los implantes anticonceptivos, la vasectomía o la esterilización femenina.

Reducir los embarazos precoces

Se calcula que en los países en desarrollo hay 222 millones de mujeres y niñas que no quieren quedarse embarazadas pero carecen de acceso a los anticonceptivos y a la información y servicios conexos. La necesidad se agudiza cuando las tasas de mortalidad materna son elevadas. En muchos países más del 30% de las mujeres que quieren utilizar la anticoncepción no pueden conseguirla. La OMS calcula que las muertes maternas se podrían reducir en una tercera parte si todas las mujeres que desean evitar embarazos futuros tuvieran acceso a una anticoncepción eficaz.

Para ello la OMS propone eliminar las restricciones sociales y no médicas al suministro de anticonceptivos a los adolescentes con el fin de contribuir a reducir los embarazos precoces y los riesgos que conllevan para la salud.

Swisslatin  (12.07.2012)

 
 

Subir

© Swisslatin 2010

Sitio configurado para una pantalla 1024x768

Webmaster