Salud


Científica colombiana en su laboratorio de investigaciones médicas
(
foto WHO/ David Spitz)

Los casos de cáncer en el mundo también son diferente entre países ricos y pobres

Estudio de la OMS publica los indicadores de los casos que caracterizan a los países en desarrollo.

publicidad

Vivir en un país en desarrollo implica también la posibilidad de contraer un tipo de cáncer diferente de aquellas personas que residen en los países ricos. Así lo confirman los índices de desarrollo humano establecidos por la ONU y en particular las estadísticas de la OMS.

El primero sostiene que  la calidad de la salud, los niveles de educación, y el alcance de una vida digna, son fundamentales en la incidencia de casos de cáncer en el mundo.

Por su parte una investigación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), afirma que los países con índices bajos y medios en esos indicadores tendrán cada vez una mayor carga de pacientes con cáncer, frente a los países más desarrollados.

Diferentes tipos de padecimientos

Las diferencias son marcadas también en el tipo de padecimientos, explica el estudio.

En ese sentido, indica que las naciones en vías de desarrollo (es decir los países pobres y los “emergentes”)  cuentan con más casos de cáncer de esófago, de estómago, de hígado, y de cuello uterino.

A su vez, en las naciones más desarrolladas se destacan los cáncer de seno, pulmón, próstata y colón.

El estudio estima que para el año 2030 habrá 22 millones de nuevos enfermos anuales.

Actualmente, el cáncer es la principal causa de muerte en los países ricos, pero según la investigación, para el 2030, ésta será también la mayor causa de enfermedad y mortalidad en el resto de las regiones del mundo.

Enfermedades no transmisibles

La reciente asamblea de la Organización Mundial de la Salud (OMS) comprometió a los servicios de salud de todos los países miembros a reducir las muertes provocadas por las enfermedades no transmisibles en un 25 por ciento durante los próximos 15 años.

Ellas incluyen las dolencias cardiovasculares, el cáncer, las enfermedades respiratorias crónicas y la diabetes y son responsables del 63 por ciento de los fallecimientos en todo el mundo.

En la resolución aprobada, los Estados miembros también acordaron buscar un consenso sobre los objetivos relativos a los principales factores de riesgo que contribuyen a esas dolencias, como el consumo de tabaco, el uso nocivo del alcohol, la dieta poco saludable y la inactividad física.

También convinieron en la adopción de metas voluntarias que cada país pondrá en práctica sobre el consumo de grasa, la obesidad, el alcohol y las respuestas de los sistemas de salud a estos factores de riesgo.

Swisslatin (04.06.2012)

 
 

Subir

© Swisslatin 2010

Sitio configurado para una pantalla 1024x768

Webmaster