Salud


La OMS pide más información a los médicos sobre las prótesis de silicona (foto agencias)

La OMS urge sobre la necesidad de supervisar los implantes de silicona

El organismo pide a los médicos más información relacionada con este tipo de prótesis.

 

 

publicidad

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que hace falta más información sobre los riesgos relacionados con los implantes de silicona “Poly Implant Prothèse (PIP)” y recomendó a todas las personas que tengan este tipo de prótesis consultar a un médico si presentan dolor o inflamación.

El organismo de la ONU subrayó también la urgencia de datos sobre la distribución y supervisión de estos implantes y pidió a los médicos reportar a las autoridades de sus países cualquier incidente relacionado con las prótesis.

Medidas preventivas

Los PIP, de fabricación francesa, fueron retirados del mercado en la Unión Europea en marzo de 2010 por la alta incidencia de rupturas y la confirmación de que contenían un tipo de silicona que no cumplía con los estándares marcados por la agencia de seguridad sanitaria de Francia.

En diciembre pasado, las autoridades francesas recomendaron como medida preventiva a quienes tuvieran estos implantes, que se los retiraran, directiva que fue adoptada por otros países.

La OMS indicó que la ruptura de las prótesis causa la fuga de silicona, una sustancia que, al no cumplir con los estándares de salud, irrita los tejidos y causa dolor e inflamación.

Enfermedades transmisibles

Por otro lado, el organismo ha señalado su preocupación por el aumento de las enfermedades no transmisibles, que constituyen la mayor amenaza para los servicios de salud.

El incremento de la obesidad, de la alta presión arterial, de los niveles de colesterol y de la diabetes son señales de la gravedad de la situación.

La OMS considera que los sistemas de salud actuales, principalmente enfocados en la prevención y control de las enfermedades infecciosas, necesitan prestar mayor atención a las dolencias crónicas no transmisibles.

Cifras alarmantes

De los 346 millones de personas que se calcula que tienen diabetes en el mundo, más de la mitad desconocen su estado de salud. Para muchas de ellas, su primer contacto con un médico será cuando se estén quedando ciegas, necesiten la amputación de una extremidad o padezcan de insuficiencia renal”.

La OMS considera que la ausencia de financiamiento y de implementación de políticas sobre este tema por los gobiernos constituye una causa importante de desigualdad y puede socavar la seguridad nacional.

Swisslatin (18.01.2012)

 
 

Subir

© Swisslatin 2010

Sitio configurado para una pantalla 1024x768

Webmaster