Portal suizo de Información y Servicios

Reportajes

Rubricas
 
Inicio
Epistolario
Quinta Suiza
Latinos en Suiza
Reportajes
Economía
Ciencias
Sociedad
Cultura
Genealogía
Deportes

Noticias de Agencias

Ginebra Internacional
Nosotros


 

 

Dirigente mapuche negocia devolución de tierras con forestales suizas

Aucán Huilcamán obtiene usufructo de predios indígenas en manos de la forestal Terranova.

 


Aucán Huilcamán (Foto Nadine Chuat)

 

El dirigente mapuche del Consejo de Todas las Tierras Aucán Huilcamán se quedó en el camino en sus ambiciones de presentarse como candidato a la presidencia de Chile. El registro electoral le rechazó las firmas necesarias para inscribir su candidatura porque no tenían validez notarial. Un error de cálculo que en nada desmerece su capacidad de negociador internacional.

En efecto, el malogrado candidato poco antes de lanzarse en su campaña visitó Suiza, ocasión en que se entrevistó con Swisslatin y aceptó de referirse a sus negociaciones con los dirigentes de la Holding “Nueva”, propietaria de la empresa forestal 'Terranova', la tercera transnacional de la madera más importante de Chile.

Años de negociaciones

Huilcamán confirmó que tras varios años de negociaciones 'Terranova' aceptó devolver a los comuneros de su organización tierras litigiosas en su posesión. El acuerdo se refiere al usufructo de terrenos adyacentes a la forestal, que los mapuches pueden cultivar como si fueran suyos.

Estas negociaciones partieron sin embargo con mal pie. En 1999, Aucán Huilcamán viajó hasta Lausana a la cabeza de una comitiva de su organización para conversar directamente con Stephan Schmidheiny. Pero este magnate del cemento y del amianto, hoy en día considerado como un empresario filántropo en América Latina, rechazó la entrevista. En su lugar envió a Hans-Ulrich Spiess, representante de 'Terranova' en Suiza.

Tierras adjudicadas durante la dictadura militar

Aucán Huilcamán argumentó en ese entonces que las tierras compradas por 'Terranova' pertenecían a los mapuches y que la forestal se las adjudicó durante la dictadura militar. Gracias al general Pinochet, el empresario suizo se convirtió en propietario de 120.000 hectáreas de tierras en la Araucanía.

En ese entonces la organización de Huilcamán prometió desatar la guerra de recuperación de tierras y movilizó a su gente en la Araucanía. Y lo hizo.

Estos hechos lograron convencer a los dirigentes de 'Terranova' que lo mejor era negociar y reanudaron los contactos con el dirigente mapuche. En el 2004, Aucán Huilcamán fue recibido personalmente en Zürich por Hans Spiess y Stephan Schmidheiny.

En definitiva, el dirigente mapuche obtuvo el cese de tierras aún no plantadas, a condición de respetar los bosques de pinos de los suizos. Actualmente prosiguen negociaciones con terrenos que se van talando.

Swisslatin: ¿Este acuerdo significó un cambio en la estrategia de confrontación entre los mapuches de tu organización con las forestales?

Aucán Huilcamán: “No estamos contra las forestales, pero queremos que nos reconozcan nuestros derechos. Aquí se trataba de un caso de tierras que la reforma agraria había devuelto a los mapuches y que la dictadura privatizó y después vendió a forestales extranjeras”.

Swisslatin: Algunos ven en este tipo de acuerdo ventajas sólo para tu organización. ¿No hay contradicción en tu estrategia política?

A.Huilcamán: "Este acuerdo no renuncia a ninguno de los derechos y aspiraciones de los mapuches, al contrario, apoya el principio de recuperación de tierras. A muchos les gustaría que siguiéramos en la vía de la confrontación, pero no podemos seguir sólo protestando, algunos les conviene que sigamos en esa posición. Pero no podemos vivir eternamente en la confrontación, pues llevamos más de 500 años confrontados, primero con los españoles y 150 años con el gobierno chileno. Todas las vías para recuperar nuestros derechos son válidos, y una de ellas ha sido negociar con Terranova".

Swisslatin: Pero es evidente que las posturas de Huilcamán de 1985 no son las mismas que las de ahora...

A. Huilcamán:  "Sí, ha sido un cambio personal. En el sentido de entender mejor un proceso político, hay que actuar de otra manera según la realidad. Por ejemplo una empresa trasnacional que acepta de negociar con una persona, ésta debe ser creíble, debe demostrar capacidad de gobernabilidad, de dar una solución y no solamente agudizar conflictos y terminar con su gente siempre en la cárcel".

"El camino que ofrece el  Consejo de Todas las Tierras es una lucha que no conduzca al mapuche a la cárcel", agrega. "Hay que demostrar que  la lucha por la tierra es posible por cualquier otro medio y en cualquier circunstancia y eso es lo que he estado haciendo", concluye.

Swisslatin – Aldu

Huilcamán y los suizos

El dirigente mapuche no es un desconocido para los suizos. No solamente a través de sus intervenciones en los organismos de Naciones Unidas, donde participa cada año. También tiene lazos familiares.

A través de un primo casado con una suiza, la familia ahora tiene vínculos de sangre con la Confederación Helvética.

En el fondo toda su vida ha estado relacionado con los suizos:

“Vengo de una zona rodeada de suizos y de italianos”, explica.

La relación últimamente no ha sido nada buena, por el contrario, ha sido muy confrontacional,  porque en definitiva algunos colonos suizos desconocen hechos históricos y niegan una parte de lo que ellos mismos son. Se olvidan que llegaron a la Araucanía utilizados como pieza de usurpación de tierras mapuches”.

“Pero debemos establecer una nueva convivencia. El problema no es contra los suizos, es contra los actos de usurpación que algunos suizos adquirieron por encima de las tierras que el gobierno les adjudicó en su época".

“Pero hay gente, senadores como Alberto Espina, que desde las Condes viaja al sur a decirle a los colonos que en la zona hay puros terroristas, e incentiva la odiosidad hacia los mapuches. Evidentemente, así la relación puede conducir sólo a la confrontación".

"Pero hay otros suizos, que reconocen que hubieron actos no correctos. Hay que convivir, los suizos ya son de ahí, los mapuches también somos de ahí. Los suizos deben reconocer que ha habido un trato de desprotección de nuestros derechos y ahora tenemos que llegar a un entendimiento”, concluye Huilcamán.

Stephan Schmidheiny, el magnate suizo del cemento y propietario de la forestal Terra Nova en Chile.

El patrimonio del empresario helvético es evaluado en más de 4 mil millones de francos. Es una de las más grandes fortunas de Suiza.

Posee empresas de amianto en Brasil, Costa Rica e intereses en empresas cementeras y forestales en casi toda América Latina.



 




 

© Swisslatin 2005

 

Sitio configurado para una pantalla 800x600

Webmaster