>
>
Militantes por derechos laborales (Foto Red)

Militantes por derechos laborales (Foto Red)

La ONG recibe el respaldo de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) para sus proyectos de prevención.

Con apoyo de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM)  la Red de Trabajadoras Sexuales en América Latina y el Caribe, (RedTraSex)  han puesto en marcha la segunda fase de un proyecto destinado a reducir la incidencia del VIH y el SIDA entre ese colectivo.

Esta iniciativa, que comenzó en 2012, ha logrado asistir a unas 10.000 integrantes de RedTraSex y estaba destinada a incrementar la representación en foros donde se debaten las políticas que afectan a las trabajadoras del sexo.

Combatir discriminación

El estigma, la discriminación y la falta de reconocimiento de sus derechos humanos son algunas de las adversidades que afrontan, destacó la OIM.

En muchos países latinoamericanos, por ejemplo, la prueba del VIH es obligatoria pero no gratuita o confidencial, por lo que un resultado positivo podría conducir a esas trabajadoras a la cárcel.

La secretaria ejecutiva de RedTraSex,  Elena Reynaga, afirmó.  “Nuestro lema es: ‘Las trabajadoras sexuales no somos parte del problema, sino parte de la solución’.  

“Participamos en la lucha contra el VIH/SIDA y nuestro mensaje es claro: consideramos que para detener la transmisión del virus, en primer lugar hay que tener un enfoque integrado en donde se tome en cuenta la salud física y mental, y en segundo lugar hay que encontrar maneras de empoderar a nuestros miembros”, subrayó.

El proyecto cuenta además con la financiación del Fondo Global de Lucha contra el SIDA, la malaria y la tuberculosis.

Desde 1997

La Red de Trabajadoras Sexuales de Latinoamérica y El Caribe nació en el año 1997, durante un encuentro en Costa Rica, donde se reunieron por primera vez mujeres trabajadoras sexuales de la región.

En esa ocasión “nos conocimos y descubrimos que teníamos las mismas necesidades, compartíamos los mismos miedos y padecíamos las mismas injusticias a pesar de vivir en diferentes países”, recuerdan sus fundadoras.

Dos años más tarde, fue creada la Secretaría Ejecutiva regional, que actualmente se encuentra en Argentina.

Parte del pueblo

La Red está compuesta por organizaciones de 15 países:  Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Uruguay.

Su lucha se enmarca dentro de las luchas populares, “porque somos parte del pueblo y compartimos las mismas problemáticas que todas aquellas personas que sufren la represión, la discriminación, la marginación y la violación de sus derechos”, sostienen.

Somos mujeres luchadoras, que buscamos ampliar nuestras libertades, reivindicamos una sociedad más justa e igualitaria, libre de violencia, sin estigma ni discriminación.

Swisslatin (25.08.2014)


>