Portal suizo de información y servicios

Google
13.01.2009
Quinta suiza

GIF Meetic 120x600 rana princesa


Los suizos de Argentina han regresado masivamente a Suiza como algunos partidos temían (foto Eszter)

No se ha producido el retorno masivo de descendientes suizos de la Argentina

Nueva ley de nacionalidad ha elevado a más 16 mil personas que poseen el pasaporte helvético.


Sólo un caso de demanda de asistencia financiera para la repatriación de una familia registró durante el 2008 la Embajada suiza en Argentina luego de la entrada en vigor, en el 2006, de la nueva ley sobre la nacionalidad.

Finalmente la temida avalancha de demanda de asistencia financiera de los nuevos suizos en Argentina no ha tenido lugar y tampoco es tal el retorno masivo de los descendientes suizos que acaban de recuperar la nacionalidad de sus ancestros. Sólo una familia pidió ayuda económica para ser repatriada, según datos de la representación diplomática en Buenos Aires.

Néstor Braillard, presidente de la Federación de Asociaciones Suizas de la República Argentina, informó que desde que los nietos y bisnietos de emigrantes suizos pueden obtener la nacionalidad helvética por la vía de la naturalización facilitada, actualmente son casi 16 mil los que tienen la doble ciudadanía.

Poca ayuda social

En cuanto a los retornos de jóvenes, en el 2008 sólo una veintena de personas se han instalado por su cuenta en los territorios de la Confederación, la mayoría diplomados establecidos en los cantones de Ginebra y del Valais.

El Servicio de ayuda social a los suizos de retorno del extranjero del Hospicio General de Ginebra, ha registrado sólo 50 demandas de asistencia desde que entró en vigor la nueva ley, en el 2006, por lo que se puede afirmar que no ha habido avalancha de retornados de la Argentina, como lo sostienen partidos políticos de la derecha nacionalista.

Según estimaciones oficiales, un poco más de 10 mil personas de origen suizo no han presentando aún la demanda de naturalización facilitada que permite la nueva ley, ya sea por problemas financieros, o por no cumplir con los requisitos de la realización de 3 viajes, una exigencia ad-hoc que introdujo la Oficina Federal de Migraciones.

Esta medida ha sido cuestionada por 26 parlamentarios federales por considerarla discriminatoria precisamente para candidatos de países alejados como Argentina y Chile, exigencia que es considerada por algunas asociaciones de suizos, como un nuevo obstáculo para impedir que personas con pocos medios económicos adquieran la nacionalidad de sus ancestros.

No olvidar el aporte de los inmigrantes suizos

Por encima de la búsqueda del pasaporte suizo, para Braillard es importante que la gente sepa que, además de ser los primeros en formar colonias en el país, los suizos realizaron numerosos aportes culturales, industriales y comerciales y que la mayoría de ellos llegó al país con “la mentalidad de quedarse a trabajar acá, de hecho sus hijos aprendían directamente el idioma español”, dijo.

La comunidad suiza en Argentina es la más importante de Latinoamérica.  Las primeras colonias suizas se establecieron alrededor de 1856 en Baradero, Buenos Aires, y Esperanza, Santa Fe, y unos años después en Entre Ríos. Pero a mediados de la década del 30, ya en el siglo XX, nuevas camadas se dispersaron por Misiones y el sur del país, conformando comunidades que fueron dando paso a las asociaciones de suizos que hoy se encuentran en varios puntos de Argentina.

La federación que preside Braillard reúne a 28 de estas asociaciones, 21 en forma activa y siete adherentes y se encuentra en este momento en una etapa de expansión, luego de haber sido refundada en 2002.

Intercambio de jóvenes

“La Federación estuvo muchos años sin actividad, y gracias al apoyo de la Embajada Suiza nos volvimos a poner en movimiento en octubre de 2002. Desde entonces no paramos de sumar. El único problema que tenemos es que el país es muy grande y cuesta que todos estén presentes en las reuniones”, contó.

Además de las actividades culturales, desde la Federación se intenta promover el intercambio de jóvenes entre ambos países para que puedan obtener becas de estudio. “Nuestro trabajo se da en una doble dirección y lo que buscamos es articular los contactos entre los interesados y las instituciones correspondientes”, explicó.

Las asociaciones por separado también desarrollan una importante tarea cultural a la vez que promueven “hermanamientos” con pueblos suizos que consisten en facilitar la fluidez de intercambio, incluso en lo comercial.

Swisslatin /  (13.01.2009)

 
 
subir

© Swisslatin 2009

Sitio configurado para una pantalla 1024x768

Webmaster