Portal suizo de Información y Servicios

Quinta Suiza

Rubricas
 
Inicio
Epistolario
Quinta Suiza
Latinos en Suiza
Reportajes
Economía
Ciencias
Solidaridad
Sociedad
Cultura
Genealogía
Deportes

Noticias de Agencias

Ginebra Internacional
Nosotros
 

 

Un pedazo del Ticino en la zona sur de Buenos Aires

Entre nostalgia y modernidad Villa Lugano recuerda a su pionero fundador José Ferdinando Soldati.

 


Un mural que recuerda el enclave luganés en la capital argentina
 (Foto Villa Lugano)

 

En Villa Lugano no todos sus habitantes son de origen suizo. Pero no por eso sus actuales inquilinos no olvidan al padre fundador, el tesinés José Ferdinando Francisco Soldati, que un 18 de octubre de 1908 emprendió la fundación del pueblo. Hoy celebra sus 98 años de vida.

Este emigrante convertido en empresario decidió ponerle Villa Lugano en homenaje a la principal ciudad del cantón suizo de expresión italiana. Pero Soldati era originario de la comuna de Neggio, cercano a esta ciudad lacustre que nunca olvidó el pionero fundador. Allí nació el 30 de mayo de 1864.

Cuarenta familias fundadoras

Cuatro años después de su fundación, en 1912 ya vivían en Lugano unas cuarenta familias. En la actualidad la villa tiene 108.170 habitantes en un área de 9 Km2 y según el último censo el 52% son mujeres.

El fundador en Neggio, Cantón Tesino de Suiza, cerca de Lugano. Soldati adquirió una chacra ubicada en las inmediaciones de las actuales calles Murguiondo y Avenida Riestra, subdividió la tierra y fundó Villa Lugano.

La fecha de la fundación de  la villa se estableció el 18 de octubre de 1908, día en que se realizó el primer remate de tierras de la zona. El entonces empresario Francisco Soldati, compró unas chacras luego de que el Gobierno decidiera la construcción de una línea de ferrocarril que se dirigiría hacia el oeste de la provincia de Buenos Aires, pasando dentro de los límites de la Capital Federal al suroeste.

Financista de un pueblo de ferroviarios

Francisco Soldati logró que se modificase el trazado original del ferrocarril para que pasaran justamente por ellas. En contrapartida, donó el dinero para levantar la estación y para urbanizar dos manzanas anexas donde se instalaría una plaza. Además, se comprometió a pagar el sueldo a los trabajadores de la estación por el término de dos años.

El empresario fundó, además, una sociedad vecinal, instaló iluminación de carburo en seis manzanas e integró una cuadrilla de saneamiento a la que le encargó la construcción de algunos puentes, alcantarillas y caminos.

El pueblo se desarrolló de manera fulgurante estimulado por la gran movilidad social propia de aquella época. Aprovechando las ventajas que la zona brindaba, se instalaron  comercios y pequeñas industrias.

El 23 de marzo de 1910 se funda el Campo de Aviación de Lugano, el primer aeródromo del país, donde según los historiadores, en sus pistas aprendió a volar entre otros, un héroe de las páginas de la aeronáutica argentina, Jorge Newbery.

Emigrantes obreros

Entre los primeros pobladores, sobresalían los sectores obreros italianos, españoles, franceses y lituanos, una incipiente clase media de origen ferroviario y algunos profesionales y comerciantes, entre ellos, algunas familias suizas.

Villa Lugano es la última “posesión” helvética fundada por suizos en Argentina, una posibilidad que otorgaba el gobierno argentino a empresarios extranjeros para desarrollar el país.

Swisslatin

 

La influyente dinastía de los Soldati en Argentina

José Ferdinando Francisco Soldati, el responsable de estas iniciativas, había nacido el 30 de mayo de 1864 en Neggio, cantón Tesino de Suiza, cerca de Lugano, de ahí el nombre que le pusiera a la Villa. 

En 1885 viajó a Norte América pero no le fue bien. Desde allí se trasladó al país con pocos recursos económicos comenzando una carrera ascendente. Se casó en Argentina el 6 de noviembre de 1899 con María Rizzardi, con quien tuvo sus cinco hijos.

El primer negocio en Argentina del padre fundador fue la Droguería Suizo Argentina en Buenos Aires.

Uno de sus descendientes actuales es Santiago Soldati, que fuera presidente de la Compañía General de Combustibles (CGC) y vicepresidente de la Sociedad Comercial del Plata (SCP), holding bajo control familiar.

La dinastía económica de una de las familias más influyente y poderosas de Argentina fue fundada por Francisco Agustín Soldati, hijo de José Ferdinando Francisco, el fundador de Villa Lugano.

Trágico final

Un doctorado en Derecho de la universidad de Friburgo y la creación de la sociedad Galeano Química fueron los factores clave que abrieron a Francisco Agustín las puertas al mundo empresarial argentino y suizo.

La vida del patriarca de la familia tuvo un trágico final: fue asesinado el 13 de noviembre de 1979 en un atentado adjudicado al movimiento guerrillero Montoneros, el mismo que en abril de 1973 había secuestrado a Santiago Soldati, segundogénito de uno de los empresarios más influyentes de Argentina en los años setenta.

© Swisslatin 2005

 

Sitio configurado para una pantalla 800x600

Webmaster