>
>
Un mercado del altiplano (Foto WB)

Un mercado del altiplano (Foto WB)

La FAO lanza también un software gratuito para controlar el estado de los bosques en cualquier parte del mundo.

Tres agencias del sistema de Naciones Unidas lanzaron esta semana una plataforma digital global para combatir el desperdicio de alimentos, especialmente el que se produce en los países ricos del mundo occidental.

El nuevo programa en línea, conocido como la Comunidad de Práctica Global (CdP) en Reducción de la Pérdida de Alimentos, fue desarrollado en conjunto por la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO) el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

Compartir información

Su objetivo es convertirse en un punto de referencia global para que las entidades públicas, la sociedad civil y el sector privado puedan compartir información para combatir el problema de la pérdida de alimentos. Según la FAO el desperdicio mundial de comida es suficiente para alimentar a 2.000 millones de personas.

“Cuando se ahorran alimentos, se ahorran los recursos utilizados para producirlos. Reducir el desperdicio y las pérdidas intentando en primer lugar que no se produzcan, debe ser una prioridad para todos”, aseguró la Directora General Adjunta de la FAO y responsable de Recursos Naturales, Maria Helena Semedo, quien recordó también que más de 800 millones de personas en el mundo siguen padeciendo hambre.

La plataforma ofrecerá noticias y eventos relevantes, así como enlaces a bibliotecas en línea, bases de datos y redes sociales. También incluirá una serie de cursos de capacitación en línea.

El estado de los bosques

Por otro lado, la FAO lanzó un programa de computación gratuito que sirve como herramienta para controlar el estado de los bosques y hacer frente a la deforestación y el cambio climático.

La FAO espera que muchas naciones en desarrollo puedan hacer uso del software que está diseñado para guiar durante el ciclo de un inventario forestal, y explicó que esa información es crucial para una mejor gestión de esos recursos.

La herramienta, denominada Open Foris y desarrollada por Finlandia y Alemania, ya está siendo usada en diez países de África, Asia y América Latina.

La agricultura depende

“El bosque es parte de un ecosistema y eso a su vez es parte de un panorama del que forma parte el sector de la agricultura. No se puede mirar este aspecto sin considerar el estado de los bosques y que servicios proveen al sistema agrícola. Varios factores de este ecosistema pueden afectar el ciclo del clima o los nutrientes y esos por supuesto la agricultura en las inmediaciones del bosque y afectara la seguridad alimentaria”, explicó David Morales experto de la FAO sobre bosques.

A principios de este año, Ecuador y Tanzania completaron sus primeros inventarios forestales, y diversos expertos de Argentina, Uruguay y otras naciones han recibido formación en el uso de los diferentes componentes del software.

Swisslatin (25.10.2014)


>