>
>

sordera-3-15La Organización Mundial de la Salud (OMS) aboga por la adopción de simples medidas preventivas.

Con motivo del Día Internacional del Cuidado del Oído la Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó que unos 1.100 millones de jóvenes de entre 12 y 35 años en países de ingresos medios y altos están en riesgo de sufrir problemas de audición debido al uso de dispositivos de audio personales.

Este riesgo también lo pueden producir los teléfonos inteligentes, y  la mayor exposición de las personas a niveles perjudiciales de sonido en lugares de ocio ruidosos, como bares, discotecas y estadios deportivos.

Consecuencias devastadoras

“La pérdida de audición tiene consecuencias potencialmente devastadoras para la salud física y mental, la educación y el empleo”.

Los niveles inseguros de sonido pueden ser, por ejemplo, la exposición a más de 85 decibelios durante ocho horas o más de 100 decibelios durante 15 minutos.

La OMS aseguró que la adopción de simples medidas preventivas, como por ejemplo limitar el tiempo empleado en actividades ruidosas y utilizar tapones para los oídos, podrá evitar poner en peligro su audición.

Casos evitables

Actualmente, unos 360 millones de personas padecen sordera moderada a profunda debido a diversas causas, como el ruido, condiciones genéticas, complicaciones en el parto, enfermedades crónicas, el uso de drogas y el envejecimiento, pero la OMS calcula que la mitad de los casos son evitables.

La sordera también es producto de las anomalías o malformaciones congénitas que se producen en el nacimiento de los niños, causa muy corriente en lis países latinoamericanos, según el organismo, que acaba de publicar estudios sobre los defectos de nacimientos.

Las anomalías congénitas pueden tener un origen genético, infeccioso o ambiental, aunque en la mayoría de los casos resulta difícil identificar su causa. Los trastornos congénitos graves más frecuentes son las malformaciones cardíacas, los defectos del tubo neural y el síndrome de Down.

Swisslatin (04.03.2015)


>