>
>
Familia de desaparecidos de Iguala (SL)

Familias de desaparecidos en México (SL)

Comité de la ONU condena la impunidad en el caso mexicano y encomia la colaboración colombina por esclarecer casos.

Dos actitudes diferentes frente a los casos de desapariciones forzadas. Una de entera impunidad, como el caso de México, y la otra, la actitud colaboradora de Colombia para esclarecer situaciones del pasado.

Ante el primero, el Comité de la ONU contra las Desapariciones Forzadas instó a las autoridades de México a tomar una serie de medidas para cumplir con sus obligaciones como Estado signatario de la Convención Internacional sobre el tema.

La exhortación fue incluida en las observaciones finales del Examen que el Comité realizara a ese país, durante una semana en Ginebra, reunión movilizó ante la ONU a familiares de los últimos 43 desaparecidos de Iguala.

Impunidad evidente

En su lenguaje diplomático, el documento final señala que se observa un contexto de desapariciones generalizadas en gran parte del territorio mexicano, muchas de las cuales podrían calificarse de forzadas.

El Comité concluyó que el grave caso de los 43 estudiantes desaparecidos en septiembre en el estado de Guerrero, ilustra los serios desafíos que enfrenta México en materia de prevención, investigación y sanción de las desapariciones forzadas, así como en la búsqueda de personas desaparecidas.

El relator Luciano Hazan, uno de los expertos que participó en el examen, comentó que entre las sugerencias a las autoridades mexicanas, se solicita a la Procuraduría General una atención mayor a este delito.

Investigación especializada

“Lo que el Comité está pidiendo es el diseño de una unidad fiscal especializada, así como hay unidades especializadas para otros delitos como la trata de personas, o el crimen organizado, le estamos solicitando al Estado que se diseñe una unidad fiscal especializada. Eso ha demostrado tener buenos resultados en otros Estados que ha examinado el Comité”, dijo.

Otras recomendaciones incluyen la creación de un registro nacional único de personas desaparecidas y la intensificación de esfuerzos para prevenir e investigar las desapariciones de migrantes que cruzan el territorio mexicano.

En Colombia aparecen restos de desaparecidos

Por otro lado está la situación en Colombia, donde en los últimos siete años, entre 2007 y 2014, la Oficina del Fiscal General de Colombia devolvió más de 2.700 restos de víctimas de desapariciones forzadas a sus familiares.

Más del 83% de esas devoluciones fueron con el aporte de un acuerdo entre organismos de la ONU y esa entidad estatal colombiana, además del respaldo de otras organizaciones internacionales como la Unión Europea y USAID.

La fiscalía ha exhumado más de 5.700 cuerpos, la mayoría encontrados gracias a testimonios de ex combatientes desmovilizados que están siendo reintegrados a la sociedad a través del programa Justicia, paz y ley.

También hay otros 144 cuerpos que han sido identificados por un equipo de expertos en ADN y están a punto de ser entregados a sus familiares. Hay 723 restos que han sido identificados parcialmente y más de 2.000 que aún se desconoce a quién pertenecen.

El 41% de los casos corresponde a la región de Antioquía, seguido por Magdalena y Córdoba, lo que refleja el mapa de la presencia de los paramilitares en Colombia y corresponde a las zonas más afacetadas por la violencia, indicó el organismo, que colabora de cerca con la ONU.

Swisslatin (16.02.2015)


>