>
>
El Alto Comisionado de la ONU

Zeid Ra’ad Al Hussein , Alto Comisionado NU.

 

El Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU urge a los gobiernos a tomar medidas concretas.

El Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, Zeid Ra’ad Al Hussein ha instado este viernes a los países afectados por el virus del zika a garantizar el acceso a métodos anticonceptivos y al aborto.

“Las leyes y políticas que restringen el acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva vulneran las leyes internacionales y deben revisarse urgentemente”, señaló. Las embarazadas, debido a la posible asociación del zika con la microcefalia fetal, son el principal grupo de riesgo del virus que ha puesto en alerta global a las autoridades sanitarias.

El aborto es mal visto en Latinoamérica

La declaración del Alto Comisionado no deja de tener su impacto, dado a que en América Latina, donde se concentra el brote, la mayoría de los países restringen, o directamente prohíben, la interrupción voluntaria del embarazo.

Algo extremadamente difícil para las más de 24 millones de mujeres que carecen de acceso a métodos anticonceptivos modernos en la región. América es una de las regiones más restrictivas del mundo en materia de derechos reproductivos. Allí, siete países criminalizan totalmente el aborto.

El Alto Comisionado persiste

No obstante Zeid Ra’ad Al Hussein, ha urgido a los gobiernos de estos países a tomar medidas concretas para que las mujeres tengan información, soporte y servicios para ejercer su derecho a decidir sobre su maternidad. Y tampoco en los países en los que se autoriza por malformación fetal o cuando hay riesgo para la salud de la mujer el acceso está garantizado.

“En situaciones donde los servicios de salud sexual y reproductiva están penalizados, o simplemente no están disponibles, los esfuerzos para detener esta crisis no darán resultado si se coloca el foco en pedir a las mujeres y niñas que eviten quedarse embarazadas”, ha apuntado Al Hussein en un comunicado.

Precedente de la ONU

Cabe recordar que no es la primera vez que la ONU hace una llamada de atención a los países Latinoamericanos que restringen duramente el aborto. Los relatores de Naciones Unidas sobre la tortura y sobre los derechos de la mujer han urgido en distintas ocasiones a varios países a revisar sus leyes tras casos controvertidos.

Entre ellos, los de una menor de Paraguay embarazada de su padrastro y obligada a seguir adelante con la gestación, o  la de una salvadoreña embarazada de un feto anencefálico sin ninguna perspectiva de vivir tras su nacimiento y a la que se denegó el aborto. Hasta ahora ningún Gobierno ha atendido a las reclamaciones de la ONU.

Swisslatin (05.02.2016)


>