Portal sobre Suiza y los organismos internacionales

Latinos en Suiza


Natividad Llanquileo, representa el renuevo de la "diplomacia" mapuche ante los organismos internacionales
(
foto SL)

Chile ratifica convenios internacionales pero no los aplica en el caso de los mapuches

Natividad Llanquileo, el nuevo rostro de la “diplomacia indígena” busca apoyo para presos políticos.

publicidad

Con sus apenas 26 años Natividad Llanquileo representa el renuevo de la “diplomacia” del pueblo mapuche en el ámbitos de los organismos internacionales. Originaria de la comunidad de Puerto Choque, comuna de Tirúa, (provincia Arauco), es la más joven representante de los presos mapuches de Concepción.

Invitada por el departamento de Pueblos Indígenas del Consejo Mundial de Iglesias, en Ginebra, ofreció un “tray lunch” con los representantes de diferentes iglesias del organismo ecuménico, donde explicó el objetivo de su visita.

En búsqueda de facilitadores internacionales

Mi principal objetivo ante los organismos internacionales de Ginebra ha sido tomar contacto con observadores que puedan asistir a los juicios en contra de los presos políticos acusados de terrorismo por la justicia chilena.”

A su juicio los observadores pueden visualizar mejor la situación, recibiendo información de todas las partes, y así percatarse de las contradicciones de los fiscales, de lo ilegal que significa la presentación en los procesos en contra nuestra, de testigos sin rostros y de otras irregularidades y formas de discriminación. “No podemos aceptar que se siga criminalizando a los mapuches”, dijo.

Otro objetivo de su visita ha sido informarse acerca del funcionamiento de los mecanismos internacionales, “en particular de los convenios que nos conciernen y que los gobiernos ratifican pero que no aplican,” denunció.

Por ejemplo, el Relator especial de la ONU sobre pueblos Indígenas ha hecho varios informes donde se recomienda no aplicar a los mapuches la ley antiterrorista; el gobierno responde en los foros internacionales que así lo hará, pero en la práctica no aplica esas recomendaciones. Lo mismo sucede con el convenio 169 de la OIT, que reconoce a los mapuches como pueblo y con derecho a su territorio y a sus recursos, pero tampoco se lleva a la práctica.”

Los mapuches y la FARC

Swisslatin: Un fiscal de Temuco ha declarado tener pruebas de que un grupo de mapuches ha recibido formación militar por parte de los guerrilleros colombianos de las FARC. ¿Qué hay al respecto?

Todo eso hace parte de la política de criminalización de nuestra causa, y la justicia hace todo lo posible por involucrarnos no sólo con las FARC, sino que también con la ETA, e incluso hasta con no se qué grupo terrorista de Irak. Ya no hay confianza en los jueces, que representan sólo los intereses económicos de los grupos sociales de siempre”.

Los logros de la huelga de hambre

Ante una pregunta de lo que se había logrado con la reciente huelga de hambre protagonizada por un grupo de presos políticos, la joven dirigente dijo que con ella se logró el objetivo de internacionalizar la causa de los presos políticos en Chile y llamar la atención de los organismos internacionales acerca de lo improcedente que ha sido aplicarles la ley antiterrorista. Ahora hay más conciencia en el país que los presos políticos no son terroristas”, explicó.

Sobre la ley antiterrorista enfatizó que era “una herencia de la dictadura militar, que los sucesivos gobiernos democráticos han continuado aplicando, sin nunca derogarla”. Al respecto lamentó que durante los últimos 6 meses del gobierno de Michelle Bachelet se aplicó la ley antiterrorista con mayor vigor y se calificó a los que luchan por la causa de ser delincuentes comunes.

La misma ley no se ha aplicado de la misma manera a otros grupos, a los que sólo se les ha aplicado la ley de seguridad del Estado. Por ejemplo a un mapuche que durante un enfrentamiento ha golpeado a un carabinero se le piden 20 años de cárcel, en cambio para un policía que mató a un hermano, sólo 15 años, y todos sabemos que no terminará cumpliendo la condena”, subrayó.

¿Y qué piensa del Gobierno actual?

Para nosotros todos los gobiernos son lo mismo; nada cambia. Este nuevo ya tenía el poder económico, y ahora tiene el político. La amenaza que se nos viene encima ahora son los proyectos mineros en el lago Lleu-LLeu, uno de los más puros y limpios del país. Esperamos que la Corporación Nacional del Medio Ambiente (CONAMA) ponga su veto, pero sabemos que siempre termina aprobando los proyectos del gobierno.

¿Tienen aliados en el Parlamento?

Durante la huelga de hambre, muchos parlamentarios de la oposición visitaron a los presos y prometieron que votarían la derogación de las leyes que nos perjudican. Pero luego votaron la misma ley que les presentó el gobierno. Son políticos que se pasean, prometen y se aprovechan de nuestra causa para mostrarse. Siempre lo mismo, por eso ahora hay desconfianza con los políticos. Para nosotros da lo mismo quien sea el partido que esté en el gobierno...

S.L: El pueblo mapuche nunca aparece unido, ni representado en una sola voz para reivindicar sus luchas. Aparece siempre como dividido...

Natividad Llanquileo, sonríe y suspira como diciendo, siempre lo mismo. Se toma su tiempo y tras anotar meticulosamente la pregunta en su cuaderno, responde segura: “Hay que entender que los mapuches pensamos diferentes y que estamos organizados de manera diferente. No obedecemos a estructuras centralizadas, la base de nuestro sistema político es la comunidad y cada comunidad actúa de manera independiente, de acuerdo a sus propias realidades. Nosotros tenemos nuestros propios dirigentes.”

La mujer...

A primera vista Natividad Llanquileo aparenta ser una joven tímida, pero detrás de esa apariencia se descubre a una mujer segura de lo que defiende, y explica sus puntos de vista de manera concisa, sin darle vuelta a las palabras. Y lo más importante, se siente orgullosa de ser mapuche.

Siempre he vivido en las comunidades y he estado siempre involucrada con la causa, yo me siento orgullosa de que mis padres me inculcaron la conciencia de que éramos mapuche.”

Soy soltera y sin tiempo para tener novio debido a mi rol activo en la defensa de los presos políticos mapuches”, subraya. Fui estudiante, pero he debido suspender mis estudios en derecho, un tema que merece una conversación más larga, explica.

Pero piensa retomarlos y especializarse en el tema de los Derechos Humanos y en Derecho Internacional. Tampoco se considera feminista y concede la prioridad a la defensa de los hombres, sus compañeros los presos políticos. “Yo me debo a ellos, que me pidieron que los representara y lo continuaré haciendo”. Concede no obstante, que detrás de cada luchador mapuche, hay siempre una mujer que los acompaña.

Swisslatin / Alberto Dufey (27.11.2010)

 
 

Subir

© Swisslatin 2010

Sitio configurado para una pantalla 1024x768

Webmaster