Portal suizo de Información y Servicios

Latinos en Suiza

Rubricas
 
Inicio
Epistolario
Quinta Suiza
Latinos en Suiza
Reportajes
Economía
Ciencias
Sociedad
Cultura
Genealogía
Deportes

Noticias de Agencias

Ginebra Internacional
Nosotros


 

 

“Genios” latinos en el Salón de los inventos de Ginebra

Dos inventores argentinos y una ecuatoriana representaron a Latinoamérica en el certamen.

 


El inventor argentino Leonardo Scott explica su "energía en tránsito" (Foto Nadine Chuat)

 

El 34° Salón de Inventos de Ginebra contó este año con una reducida representación de inventores latinoamericanos. Dos argentinos y una ecuatoriana en co-participación con su esposo ruso. Y no ha sido por falta de materia gris, sino por falta de medios financieros, según los expositores.

Ortopedia y energía cinética

Enrique Leiskij y Leonardo Scott son argentinos. El primero es descendiente de ucranianos y el segundo de escoceses, “pero ante todo un argentino de Córdoba”, explica con orgullo este último.

Enrique Leiskij, (foto) que es ortopédico de profesión, trajo a Ginebra un aparato diseñado para rehabilitar el pie pronado, (plano). Es decir, para corregir la desviación de la bóveda interna del pie, que se encuentra vencida hacia dentro.

Con este sencillo invento este argentino que representó junto a su compatriota a la Asociación Argentina de Inventores, obtuvo ya su primera recompensa, al recibir el diploma otorgado por el ministerio de Educación de Rumania a las innovaciones en el campo de la investigación científica en ortopedia.

Un veterano y un debutante

Leikisj ya tiene a su haber 8 inventos debidamente patentados y a pesar de su edad se considera “un creador en pleno desarrollo”.

En cambio su compatriota Leonardo Scott participó por primera vez. “Gracias al apoyo de la Asociación Argentina de Inventores que financió la mitad del viaje. La otra mitad corre por cuenta nuestra, lo que hace más complicado la venida de otros inventores”, explica.

Este cordobés que se auto define como “inventor autodidacta” presentó en Ginebra un sistema denominado “Energía en tránsito”, que consiste en un dispositivo para generar electricidad por la fricción de los vehículos en las carreteras.

“El mecanismo es simple, explica Scott, el vehículo pasa por encima de un rodillo instalado en la carpeta asfáltica lo que genera energía cinética. Esta se transmite a un generador de corriente y pasa a un acumulador. La corriente es inducida a postes de alumbrado”.

“Considerando los problemas de energía que afectan a todos los países del mundo, mi invento es un aporte a la utilización de energías alternativas”, agrega. “Permite mantener las rutas iluminadas, reduce el riesgo de accidentes y la contaminación ambiental”.

El movilizador pasivo intervertebral

Josefina Chang González, es ecuatoriana. Vino a Ginebra con su marido, Konstantin Tscherkachine, un ex piloto ruso que tras sufrir un accidente de vértebras que le fue diagnosticado de irreparable, inventó un dispositivo para rehabilitarlas.

“Es un dispositivo mecánico que sirve para corregir las desviaciones de la columna vertebral mientras la persona está en periodo de crecimiento”, explica su relacionador público.

El movilizador pasivo intervertebral tiene la ventaja, según su inventor, que el paciente no requiere ingerir medicamentos ni hospitalización alguna. Es una alternativa de rehabilitación dentro del campo de la fisioterapia, es decir, un mecanismo de bajo costo.

Al cierre de esta edición, los inventores latinoamericanos estaban optimistas, porque el Salón de Ginebra, les abriría puertas ya sea para comercializar la patente o encontrar inversores interesados en desarrollar sus innovaciones.

Swisslatin

El Oscar de las Invenciones para una firma española

El Oscar a la mejor invención en la categoría menaje y aplicaciones domésticas fue atribuido a la firma  Ginerva S.A., de España, que presentó un sartén para freír que permite recuperar el aceite usado con un dispositivo especial de limpiado.

El gran premio de las invenciones para Malasia

Chantara Thevy Ratnam y Khairul Zanam, investigadores del Instituto de tecnología Nuclear de Malasia, fueron premiados con la mejor Invención de la edición 34° del Salón.

El invento galardonado es un sistema para esterilizar material médico. Su componente básico es el aceite de palma que se agrega a la fabricación de instrumentos médicos, lo que impide la generación de materias tóxicas o cancerigenas.

Cabe señalar que Malasia, con 152 expositores, lideró la clasificación de países más representados, seguida por Rusia, con 72, y Francia, con 60, además de otros como China, España, Rumanía, Suiza, Croacia y el Reino Unido.


 




 

© Swisslatin 2005

 

Sitio configurado para una pantalla 800x600

Webmaster