>
>
Clima: sube el nivel del mar (WB)

Clima: sube el nivel del mar (WB)

Ban Ki-moon destaca el elevado nivel de conciencia de la población por un mundo ambientalmente sostenible.

El Secretario General de la ONU Ban Ki-moon en la Conferencia de París COP21, que comenzó este lunes la capital francesa, conseguir el el compromiso sólido de los gobiernos, el sector privado y la sociedad civil, por un mundo ambientalmente sostenible.

Tras una reunión con el presidente de Francia, el primer ministro maltés y el secretario general de la Mancomunidad de Naciones, Ban Ki-moon destacó el nivel de conciencia de la población mundial, que ha urgido a sus líderes para que hagan de éste un mundo ambientalmente sostenible que permita a las generaciones futuras vivir en paz, armonía, prosperidad y seguridad.

En la Agenda de Desarrollo

Ban recordó que en septiembre pasado esos líderes adoptaron la Agenda de Desarrollo Sostenible, que dedica uno de sus 17 objetivos al cambio climático.

“Pero si no mitigamos el cambio climático ahora, los restantes 16 objetivos no podrán alcanzarse plenamente. Pueden arruinarse. Por ello, debemos actuar ahora”, dijo.

Homenaje a Malta

El titular de la ONU otorgó un lugar importante a Malta en la lucha contra el cambio climático por haber sido su primer ministro el primero en plantear el desafío del cambio climático en la Asamblea General de la ONU en 1988.

Fue entonces cuando la comunidad internacional empezó a hablar del fenómeno, apuntó Ban.

Por otra parte, al referirse a los atentados del 13 de noviembre pasado en París, dijo que ni los franceses ni el resto del mundo están derrotados y que los asistentes a la COP 21 que se inició este lunes estarán a la altura. “No podemos retrasarlo ni posponerlo otra vez para mañana”, puntualizó.

También el Papa Francisco

Por su parte, El Papa Francisco pidió a los líderes mundiales alcanzar un acuerdo global y transformador en la Cumbre sobre el Clima de París que se base en la solidaridad, la justicia, la igualdad y la participación y subrayó que transformar los modelos actuales de desarrollo constituye una obligación política y económica.

El papa hizo especial énfasis en la necesidad de que se adopten sistemas que tengan bajas emisiones de carbono y de que se ponga fin a la “cultura del desperdicio” que tanto contribuye a las emisiones de gases de efecto invernadero.

Que no prevalezcan intereses particulares

“Sería muy triste, y me atrevo a decir, catastrófico que prevalezcan en París intereses particulares sobre el bienestar común. En este contexto internacional, nos enfrentamos a una elección que no podemos ignorar: o mejoramos o destruimos el medio ambiente”, aseguró el Jefe de la Iglesia Católica.

El papa consideró que la COP21 representa un importante escenario para el proceso de desarrollo de un nuevo sistema energético que sea dependiente de un uso mínimo de combustibles fósiles, que procure la eficiencia energética y que haga uso de las fuentes de energía que tengan poco contenido o ningún contenido de carbono.

Swisslatin / UN News (30.11.2015)


>