>
>
Niña emigrante de Siria (UN)

Niña emigrante de Siria (UN)

Según UNICEF cerca del 60% de las personas que buscan protección son mujeres y niños.

La cantidad de niños y mujeres que llegan a Europa en busca de protección es mayor que la de hombres adultos, según los datos del Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF).

La portavoz en Ginebra de UNICEF, Sarah Crowe, indicó que cerca del 60% de las personas que cruzan la frontera de Grecia a la ex República Yugoslava de Macedonia son mujeres y niños.

En junio de 2015, los hombres adultos conformaban el 73% y los niños el 10% de los migrantes, mientras que actualmente, los menores constituyen más de un tercio del flujo migratorio.

Los menores representan al menos el 36% de quienes arriesgan la vida en embarcaciones precarias para cruzar de Turquía a Grecia, enfatizó la portavoz.

Reforzar los sistemas de protección a los niños

“Es claro que más niños y mujeres están en riesgo en el mar y que más niños y mujeres necesitan apoyo en tierra, es decir, deben reforzarse los sistemas de protección, salud y bienestar. Los sistemas de protección a los niños en toda Europa están completamente sobrepasados”, dijo.

Crowe subrayó que los niños y las mujeres precisan ayuda en cada etapa del camino para salvar sus vidas y evitar caer en manos de explotadores.

Desde que empezó la crisis migratoria, UNICEF ha insistido en dar prioridad a la protección de los niños y las mujeres y ha pugnado por la reunificación de las familias que buscan refugio en Europa.

Objetan políticas europeas de restricción de refugiados

El representante especial de la ONU sobre Migración Internacional objetó las actuales políticas de restricción de movimiento a los migrantes y refugiados en Europa por medio de vallas y barreras en algunas fronteras de los países de ese continente.

En conferencia de prensa en Ginebra, Peter Sutherland recordó que Líbano, Jordania y Turquía albergan a una gran proporción de los refugiados a nivel mundial, con el país otomano dando cobijo a más de 2 millones de personas.

“Esas cifras tendrían que ser tomadas en cuenta por algunos países europeos que acogen a un número minúsculo de refugiados y rehúyen su cuota de solidaridad dentro de la Unión Europea”, recalcó Sutherland.

Destacó que los migrantes llevan consigo significantes beneficios a las comunidades que los reciben. A modo de ejemplo, señaló que los 10 países con el menor crecimiento de población se encuentran en Europa.

El aporte de la emigración

“Los migrantes en general, y en particular en todos los países europeos, realizan una contribución fiscal mayor a los beneficios que reciben. Tienen bajos niveles de desempleo y, generalmente, un gran interés en la educación. Y no contribuyen en gran cantidad a la creciente narrativa sobre amenazas terroristas”, dijo Sutherland.

Finalmente, remarcó que 2016 es el “año de la migración y el multilateralismo” y que si no fuera así, tendría que considerarse como tal “ya que el mundo enfrenta una crisis política, moral, económica y social íntimamente conectada a la migración”.

Swisslatin / UN News (6.02.2016)


>