>
>
Una sala de clase rural (Foto WB)

Una sala de clase rural (Foto WB)

Llamado del Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Dos agencias de la ONU, el Fondo para la Infancia (UNICEF) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) pidieron políticas públicas específicas y con una perspectiva de igualdad de género para hacer frente al abandono escolar y al retraso en la educación secundaria.

Según datos de ambos organismos, cerca del 20 por ciento de los adolescentes en la región no asisten a un centro educativo. Hasta los once años, prácticamente todos los niños estudian, pero a los 17, la mitad de ellos ya abandonó el sistema educativo y sólo uno de cada tres completa la secundaria sin rezago, según el análisis de UNICEF y la CEPAL.

Indígenas y afrodescendientes los más afectados

El abandono temprano y la repetición de grados, dos de los principales desafíos de los sistemas educativos latinoamericanos, se concentran en los estratos de población de menores ingresos, en las comunidades indígena y afrodescendiente, y en las áreas rurales.

Solo uno de cada cinco jóvenes en la población de menores ingresos completa la enseñanza secundaria, mientras que en el quintil más rico lo logran cuatro de cada cinco.

Los adolescentes hombres tienden a insertarse tempranamente en el mercado laboral. Las mujeres también abandonan la escuela por falta de interés y para hacerse cargo del trabajo doméstico no remunerado y las labores de cuidado, incluida su propia maternidad temprana.

Políticas públicas

Ante este panorama, el estudio propone una serie de políticas públicas capaces de contribuir a la igualdad de género en las oportunidades, las trayectorias y los resultados educativos de los y las jóvenes, así como en el mercado laboral.

Una mejora de los sistemas tributarios y la asignación de al menos el 20 por ciento del presupuesto público a la educación podrían generar unos 153.000 millones de dólares para el sector de la enseñanza el próximo año, según un estudio de 67 países realizado por la UNESCO.

Educación universal de calidad

Esos recursos ayudarían a resolver el déficit que hay para una educación universal de calidad, tanto en la escuela primaria como secundaria.

El estudio revisa la situación de 67 países, incluidos Nicaragua, Guatemala, Honduras, Paraguay y Haití, e indica que esas reformas duplicarían con creces el gasto promedio por alumno, especialmente en la educación básica.

Por el momento sólo siete de los 67 países asignan el 20 por ciento de su presupuesto a la educación, tal como recomienda Naciones Unidas para alcanzar los objetivos internacionales de desarrollo. Guatemala destina el 18 por ciento en tanto y en el caso de Paraguay y Haití es el 10 por ciento respectivamente.

La UNESCO subrayó que para alcanzar las metas de educación se requiere recursos financieros, los cuales se han reducido debido a un recorte de la ayuda internacional. Por ello, instó a los países a compensar ese déficit mejorando la recaudación tributaria y destinando posteriormente más recursos a ese sector.

Swisslatin / UN News (01.04.2014)


>