Portal suizo de Información y Servicios

Ginebra Internacional

Rubricas
 
Inicio
Epistolario
Quinta Suiza
Latinos en Suiza
Reportajes
Economía
Ciencias
Solidaridad
Sociedad
Cultura
Genealogía
Deportes

Noticias de Agencias

Ginebra Internacional
Nosotros
 

 

Ginebra estaría convertida en un centro de espionaje del gobierno colombiano

Representantes de “los 100 amigos” denunciados como paramilitares diplomáticos en Suiza.

 

02.05 2007

 


El presidente Uribe promotor del grupo de "los 100 amigos", con ramificaciones en Suiza (Foto LDD)

 

El pasado mes de marzo durante su visita a Suiza, el vicepresidente de Colombia Francisco Santos volvió a criticar a Suiza por el supuesto apoyo que brinda en su territorio a los miembros de las Fuerzas Armadas revolucionarias (FARC).

En un discurso ante la Comisión de los Derechos Humanos de la ONU Santos dijo a la prensa en Suiza que la guerrilla de las Farc utiliza a ese país como "plataforma política" y aseguró que el gobierno helvético permite la estadía en su territorio de miembros de esa organización ilegal.

Para-diplomáticos

Ahora es la posición colombiana que ha denunciado al gobierno del presidente Uribe de haber organizado grupos para-diplomáticos denominados 'los 100 mil amigos', coordinados desde diferentes embajadas, entre ellas la de Ginebra, que oficia de misión acreditada ante los organismos internacionales.

“Ahora la vida de muchos exiliados políticos -más de 60 mil según el ACNUR-, están en grave riesgo. Conociendo la peligrosidad de los amigos de Uribe hasta la integridad física de funcionarios de otros países puede ser afectada dentro y fuera de Colombia”, denunció el senador Gustavo Petro.

Presiones ante gobiernos

Según el parlamentario, el carácter paramilitar de la diplomacia uribista no sólo está destinada a infiltrar y a seguir las actividades de los exiliados colombianos, sino que también para presionar a los gobiernos que brindan asilo a supuestos guerrilleros.

En Europa, dos países han sido acusados oficialmente por el gobierno colombiano de servir de plataforma política a la guerrilla, Suiza y Suecia, donde ahora operarían los primeros agentes que conforman el grupo de “los 100 mil amigos”.

Fuentes del Ministerio Público de la Confederación, en Berna, no quisieron ni desmentir ni darle crédito a estas denuncias, precisando que a raíz de las protestas del gobierno colombiano, "el asunto en general" es considerado como serio y es seguido muy de acerca por las autoridades.

El objetivo de estos agentes “para-diplomáticos” es contactar “amigos influyentes” que giran en torno a los partidos de derecha en Suiza, la prensa, parlamentarios y funcionarios internacionales para que presionen al Consejo Federal para que dejen de “actuar de aliados de la guerrilla”.

Infiltrar movimientos de solidaridad

Una misión más específica es el seguimiento e infiltración de las organizaciones suizas de solidaridad con Colombia, con el fin de desenmascarar agentes guerrilleros e interceptar la ayuda a los grupos rebeldes que se genera.

El asunto ha desatado un debate en Colombia en cuanto a las funciones de las embajadas colombianas en los diferentes países del mundo. En Ginebra, algunas ONG han tomado precauciones y grupos de exiliados colombianos no ocultan cierto temor ante el carácter para-militar de este tipo de diplomáticos.

En torno a los organismos internacionales

Tito Hernández, que representa en Ginebra a una organización sindical dijo que “este tipo de actividades violatorias de las soberanías de otros países no son nuevas, pero últimamente han tomado una fuerza inusitada, especialmente en Suiza”.

Según los denunciantes, en Suiza el centro de espionaje está en Ginebra, donde numerosos “para-diplomáticos” operan bajo la cobertura de “acreditados” ante numerosas conferencias y organizaciones internacionales que tienen su sede en esta ciudad internacional.

Swisslatin

 

París sería el centro europeo de los “para-diplomáticos”

Según fuentes de la solidaridad colombiana en Ginebra, el principal centro del espionaje de refugiados en Europa estaría ubicado en París. “Pero en realidad es Ginebra, dado a que el carácter de ciudad internacional permite utilizar los organismos internacionales como chapas para infiltrar legalmente a los agentes gubernamentales”, subrayan.

Un caso reciente en París

En Francia, un funcionario de la embajada colombiana se infiltró en un acto de denuncia sobre la situación política en Colombia, que fotografió al periodista expositor y luego camuflándose entre el público trató de interrogarlo. Cuando el expositor se percató de la situación, detuvieron al hombre que tenía identificación diplomática de la embajada colombiana en París.

Modo de empleo

Las actividades de espionaje contra los colombianos exiliados son alentadas desde la sección de opinión del diario 'El Tiempo' de Bogotá. En un reciente aviso oficial se podía leer:

”Los colombianos que viven en el extranjero para que colaboren es muy fácil: si en su Universidad ve la publicidad de algún evento en el que claramente se atente contra el país: simplemente retenga el póster o anuncio y llevarlo al consulado de Colombia mas cercano".




 

© Swisslatin 2005

 

Sitio configurado para una pantalla 800x600

Webmaster