>
>
Print Friendly, PDF & Email
Los niños refugiados sufren expulsiones (UN)

Los niños refugiados sufren expulsiones (UN)

Urge abordar la cuestión ajustándose a las convenciones internacionales de refugiados y de Derechos Humanos.

El Secretario General de la ONU Ban Ki-moon considera inaceptable la manera en que se está tratando a los refugiados que intentan cruzar la frontera en Hungría, donde las fuerzas públicas les han lanzado agua y gases lacrimógenos.

Ban Ki-moon respondió así ante la violencia que tiene lugar en la línea divisoria entre Serbia y Hungría, y enfatizó la urgencia de abordar la cuestión ajustándose a las convenciones internacionales de refugiados y de derechos humanos.

Es gente que huye de guerras y persecución

“Me impactó ver cómo son tratados estos refugiados y migrantes. No es aceptable. Sé que puede haber problemas nacionales, todos los países tienen esos problemas, pero son gente que huye de guerras y persecución, por ello debemos mostrar un liderazgo con compasión”, dijo Ban.

Agregó que más allá de las leyes internacionales, antes que nada como seres humanos, se les debe brindar asistencia vital, albergue y condiciones de higiene.

Una vez satisfechas esas necesidades básicas, se puede discutir cómo gestionar su trato, cómo ubicarlos y cómo garantizar su dignidad, apuntó el titular de la ONU.

Ban informó que se ha mantenido en contacto con los líderes europeos para instarlos a respetar los instrumentos internacionales humanitarios y de derechos humanos.

La insensibilidad húngara

Por su parte el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos Zeid Ra’ad Al Hussein dijo el jueves que estaba consternado por las recientes acciones y actitudes mostradas por el Gobierno y las autoridades de Hungría en relación con los refugiados y los migrantes.

“Estoy consternado por la insensibilidad, y en algunos casos acciones ilegales, de las autoridades húngaras en los últimos días, que incluyen negar la entrada, detenciones sumarias y la devolución de refugiados, utilizando una fuerza desproporcionada.”

“Estas medidas, como la construcción de nuevas vallas, son incompatible con los compromisos de derechos humanos que vinculan a Hungría”, dijo el Alta Comisionado. “Esto es una violación del todo inaceptable de los derechos humanos de los refugiados y los migrantes. Buscar asilo no es un delito, subrayó.

Fracaso europeo

También el Alto Comisionado manifestó su preocupación por los repetidos fracasos de la Unión Europea para acordar una acción firme y de principios para responder a la crisis en Hungría y en otros lugares.

Los hechos actuales ponen de relieve la necesidad urgente del respeto de los derechos humanos y la toma de decisiones más audaces en cuanto a las políticas de migración y asilo en Europa, reitera Zeid Ra’ad Al Hussein.

Este tema es objeto de intensos debates en la sesión de septiembre del Consejo de los Derechos Humanos de la ONU que se celebra actualmente en Ginebra.

Swisslatin / UN News (18.09.2015)


>