>
>
Print Friendly
Un cultivador de cebollas (FAO)

Un cultivador de cebollas (FAO)

Según proyecciones de la FAO y la OCDE estas regiones encabezarán el crecimiento mundial de la producción agrícola. 

La potencialidad económica de América Latina y África estará centrado en la próxima década por su enorme capacidad agrícola, según estudio de la FAO y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE).

Según las proyecciones de la investigación “Perspectivas agrícolas de 2015 a 2024” estas dos regiones llevarán el liderato del crecimiento mundial de la producción agrícola durante la próxima década, pese a que se espera que sea un periodo en el que la agricultura se expandirá lentamente.

Mejor liderazgo latinoamericano

El estudio señala que el liderazgo de América Latina y el Caribe responderá a mejores rendimientos de los cultivos y a una expansión del área agrícola.

Detalla que, a diferencia de lo que ocurre en otras regiones, las limitaciones en términos de tierras y recursos naturales son menores en América Latina.

La publicación estima que debido a la fuerte demanda de harinas oleaginosas, el área dedicada a ese tipo de semillas crecerá en promedio un 1,2% anual durante la próxima década, sin que esto afecte a otros cultivos de gran importancia, como los cereales.

La FAO y la OCDE esperan que Brasil registre la mayor expansión del comercio agroalimentario como consecuencia del crecimiento de la demanda, especialmente en Asia.

Africa occidental

En cuanto al continente africano, las perspectivas se concentran en la región de África occidental que cuenta con oportunidades sin precedentes para el crecimiento agrícola, pero le falta más competitividad.

Según la FAO, para ser competitiva frente a los grandes actores mundiales, la agricultura de África occidental necesita alcanzar a algunas de las economías de escala que esos países disfrutan en los mercados de fertilizantes y semillas, así como en la investigación agrícola y desarrollo tecnológico.

Barreras a superar

Los obstáculos y embargos comerciales dificultan el comercio intrarregional, y el hecho de seguir usando normas nacionales dispares para semillas y fertilizantes, a pesar de que hay acordados protocolos comunes a nivel regional.

La población de África occidental -actualmente 300 millones-, se espera alcance 490 millones en 2030. La subregión es ya la zona más urbanizada del África subsahariana, con casi la mitad de sus habitantes viviendo en centros urbanos, y se prevé que esta población urbana siga creciendo a una tasa del 3,8 por ciento anual entre 2015 y 2030.

Gran demanda

Este factor, unido a una clase media en expansión, favorece una mayor diversidad en la demanda de alimentos de los consumidores, que dan más importancia a la conveniencia, calidad nutricional, inocuidad alimentaria y presentación, junto a un precio asequible.

Esta demanda creciente ofrece grandes oportunidades de valor añadido, creación de empleo, integración y diversificación económica y sustitución de importaciones, según el informe.

Swisslatin (06.07.2015)


>