Portal suizo de Información y Servicios

Deportes

Rubricas
 
Inicio
Epistolario
Quinta Suiza
Latinos en Suiza
Reportajes
Economía
Ciencias
Solidaridad
Sociedad
Cultura
Genealogía
Deportes

Noticias de Agencias

Ginebra Internacional
Nosotros
 

 

El retorno de Néstor Clausen al Sion, un  descendiente de suizos

Ganador de la Copa Suiza en 1991 y la Liga 1991/92 con el Sion, el argentino vuelve ahora como entrenador.

 

Néstor Clausen es originario de Enen, cantón del Valais. Retorno a la raíces (Foto LDD)

 

Ídolo en Independiente de Avellaneda y campeón del mundo con la Selección Argentina en México 1986, Néstor Clausen sobresalió como jugador. Antes de recibir la oferta de su ex club el Sion (Valais) el  técnico, entrenó a Huracán de Tres Arroyos, un equipo de segunda B.

Néstor Clausen, ex entrenador de Chacarita Juniors, recibió durante el último fin de semana una propuesta del Sion, el brillante ganador de la Copa Suiza 2006 y recién ascendido a la Super Liga del fútbol suizo.

Las referencias de Trossero

Sion decidió contratar a Clausen, luego de haber trabado contacto y preguntar referencias a Enzo Trossero y Jorge Burruchaga, hoy también técnicos, pero ex compañeros del defensor en el Rojo de Avellaneda y en el mismo Sion.

Entre sus principal carta de presentación, Clausen luce el Campeonato de 1º División 1983, 1988/89, Copa Libertadores 1984, Copa Intercontinental 1984, Campeonato Mundial 1986 (Argentina), Copa Suiza 1991, y  la Liga Suiza 1991/92 (Sion).

Clausen nació Arrufó (Santa Fe), el  29-9-1962.  Es nieto de suizos, originarios de la comuna de Enen, Valais. Sus abuelos emigraron de Suiza en 1889. Vivió en Villada, un pueblito muy chiquito de Santa Fe, donde comenzó a jugar al fútbol. Del Racing de Villada, pasó a Independiente.

“A los 16 años me fui a vivir en la pensión del club. Fue bastante duro el desprendimiento con la familia, mis viejos lloraban como locos. Antes había estado tres meses en Central, tenía 13 años y viajaba tres veces por semana. Era muy chico y en los pueblos no se acostumbraba a que los chicos viajen solos, así que fui tres meses y dejé”, cuenta en una reciente entrevista concedida a un periódico bonaerense.

Debutó en primera división del fútbol argentino el 17 de agosto del 1980, sin haber aún cumplido 18 años.  Debutó en 1980 en Independiente y en 1994 vino a Suiza a jugar en el Sión.

Recuerdos de Suiza

"Mis abuelos nacieron en Suiza y el apellido Clausen es muy común aquí. Después del Mundial de 1986 me habían mandado cartas, algunas en alemán otras en francés. Nunca le di importancia y así como llegaban las tiraba. Un día me llama por teléfono un español, preguntándome si había recibido cartas del club y si conocía a mi familia. Yo había escuchado a mi viejo y sabía que era originario de Suiza. Me preguntó si tenía interés en ir a jugar y les dije que si", centa.

Néstor Clausen recuerda el encuentro con unos parientes muy lejanos. “Fue muy raro, dice, porque en el pueblo de donde era esa familia, Ernen, un pueblo de cien habitantes arriba en la montaña valesana, me hicieron una fiesta de recibimiento como que volvían a recibir a alguien del pueblo

En Suiza me fue muy bien, salimos campeones dos veces y se ganó la Copa Suiza, un campeonato que nunca se había ganado.

Clausen inició su vida de entrenador en Independiente, ocupándose de las divisiones inferiores. El técnico Trossero le propuso para dirigir la reserva. Después estuvo como dos años como coordinador general de las divisiones inferiores.

Su primer equipo de primera división que entrenó fue el Oriente Petrolero de Bolivia. Estuvo nueve meses, y sacó al equipo subcampeón.. Después entrenó al The Strongest, un equipo grande en Bolivia que hacía diez años que no salían campeones y Clausen lo llevó a obtener el bicampeonato.

Después volvió a la Argentina donde entrenó al Chacarita y luego Huracán. Ahora Clausen, vuelve a suiza, a las tierras de sus ancestros.

Swisslatin

Tenis

Enfrentar a Federer, un recuerdo para toda la vida

El argentino Diego Hartfield aseguró que se acordará "toda la vida" del partido que hoy perdió en primera ronda de Roland Garros contra el número uno del mundo, el suizo Roger Federer (7-5, 7-6(2) y 6-2).

"Hay dos tipos de partidos, los que puedes ganar y los que tienes que disfrutar. Hoy no pensaba ganar, por lo que me he centrado en disfrutar", dijo el tenista que jugó hoy su primer partido en un torneo ATP.

El argentino, de 24 años, confesó que ayer se sintió muy nervioso cuando supo que iba a afrontar a Federer en la primera jornada, tras el abandono del francés Arnaud Clément por una lesión.

Pero tras entrar en la pista no se sintió "superado por la situación" e, incluso, se sorprendió a sí mismo cuando en las primeras de cambio rompió dos veces el servicio del suizo y dominó 3-0.

"En ese momento no pensé en nada, pero hay que ser modesto, entre mi puesto (157) y el primero del mundo hay mucha distancia (...) Es imposible ganar a Federer fácilmente, no me hice ilusiones", afirmó.

Hartfield volverá a jugar torneos "chalenger" -"uno en Suiza y otro en Italia"-, de los que ha ganado este año dos en Estados Unidos y se preparará para la previa de Winbledon, con al intención de jugar su segundo grande.

Así logró meterse en el cuadro final de Roland Garros, en una dura fase previa.


 




 

© Swisslatin 2005

 

Sitio configurado para una pantalla 800x600

Webmaster