Cultura


Jorge Viladoms durante su actuación en la Sala de las Asambleas del Palacio de las Naciones  (foto KNJ)

El pianista mexicano Jorge Viladoms en concierto en el Palacio de las Naciones

Creador, además, de la “Fundación creciendo con música” para apoyar infancia desfavorecida.

publicidad

El pianista mexicano Jorge Viladoms fue el representante latinoamericano de excelencia que ofreció un concierto público con ocasión del día de “Puertas Abiertas de la ONU” que coincidió con el día nacional mexicano el pasado 15 de septiembre.

Su actuación fue considerada como “sensible, emotiva y con gran fuerza interpretativa”, en particular el recital de obras de Ibarra, Debussy y Liszt.

“Creciendo con música”

Viladoms aprovechó la tribuna internacional de la ONU para dar a conocer “la primicia” de la creación, de su parte, de la fundación “Creciendo con música” para apoyar a la infancia desfavorecida en nuestro en México.

Para realzar su importancia, interpretó Valle del Obeman, de Frans Lizst, en honor a esa infancia que el artista defiende y apoya.

Su figura en negro vestida, mostraba en sus movimientos lo intenso de la interpretación personal del artista en un majestuoso piano Steinway -de Pianos Fuhrer- en la imponente Sala de Asambleas del famoso Palacio de las Naciones.

¡México México ra ra ra!

Su actuación resultó una primicia para el público ginebrino que materialmente “abarrotó” la enorme sala de las asambleas de la ONU, un público un tanto curioso por ver una interpretación musical diferente a la de los populares mariachis.

No dejar de ser porque muchos sabían que esta fecha, 15 de septiembre, es la Fiesta Nacional, y finalmente, porque México México ra ra ra sigue poseyendo un atractivo particular para todo mundo.

Claro de luna

Pero también el público tuvo la sorpresa de encontrarse con una pieza, la Sonata 2, del compositor mexicano Federico Ibarra. También fueron seguidas con intensa emoción, las obras de Claude Debussy, como Pagodas, Una noche en Granada y la siempre querida Claro de luna.

Aunque no faltaron las expresiones infantiles, estas fueron las menos y la escucha atenta y emocionada fue lo que predominó en el concierto, presidido por embajador de México, Juan José Gómez Camacho y el cuerpo diplomático de la Misión Permanente y de la Representación ante la OMC.

El concierto fue aplaudido con intensidad igualmente. Fue un evento especial que será recordado por muchos, incluyendo a la comunidad mexicana en Ginebra, como celebratorio de las fiestas patrias en Suiza.

Swisslatin / Kyra Núñez-Johnsson (22.09.2012)

 
IBS 250x250
 

Subir

© Swisslatin 2010

Sitio configurado para una pantalla 1024x768

Webmaster