>
>
Una PYME de confección familiar (WB)

Una PYME de confección familiar (WB)

El programa SCORE de la  Organización Internacional del Trabajo (OIT) beneficia a Pyme de Perú, Bolivia y Colombia.

El fortalecimiento de la cooperación en el interior de la empresa forma parte de la metodología propuesta por el programa SCORE de la OIT, con el fin de apoyar el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas en los países en desarrollo.

En la actualidad, el programa SCORE se aplica en nueve países de África, Asia y América Latina, en proyectos en los que participan unas 545 empresas y más de 155.000 trabajadores cualificados.

En América Latina, el programa SCORE se aplica en Perú, Bolivia y Colombia. En Perú se puso en marcha un programa piloto en 2013 con el apoyo del Gobierno, los empleadores y los trabajadores, del que se han beneficiado 12 empresas agrícolas que representan a unos 3.800 trabajadores.

De la manufactura a la floricultura

En Bolivia, el programa SCORE es dirigido por un comité tripartito que presta apoyo a 14 empresas y 4.600 trabajadores de la industria manufacturera.

En Colombia, Calza Kids es una de las 49 empresas que participan en el programa. La mayoría de ellas pertenecen a los sectores de la confección y la floricultura. Habida cuenta de la eficacia que ha demostrado el programa SCORE, su metodología debería ser institucionalizada y replicada en otras empresas y regiones de estos tres países.

El programa SCORE promueve un nuevo estilo de gestión, fomenta un mejor clima laboral y propicia la relación entre los trabajadores y la dirección, en el marco de las actividades de apoyo que brindan los organismos de cooperación de Noruega (NORAD) y Suiza (SECO).

También proporciona formación empresarial y asistencia técnica en cinco módulos – cooperación en el puesto de trabajo, gestión de la calidad, producción ecológica, gestión de recursos humanos y seguridad y salud en el trabajo – con objeto de promover una cultura de diálogo entre los empleadores.

Otro objetivo del programa es reducir las deficiencias de las actividades de producción, los accidentes y el absentismo laboral, reducir costes y fomentar el diálogo entre los empleadores y los empleados, con el fin de aumentar la competitividad y el bienestar social y laboral.

“El aumento de la productividad es esencial en este proceso, si deseamos que nuevas empresas adopten estas prácticas empresariales adecuadas”, sostiene Philippe Vanhuynegem, especialista principal en la OIT encargado de las actividades de apoyo al programa SCORE en la región andina.

Competitividad Internacional

“Uno de los principales objetivos del programa es promover un modelo de gestión que favorezca la viabilidad económica de las pequeñas empresas y el entorno de trabajo de los empleados. Las PYME son las principales generadoras de empleo en América Latina, aunque con mucha frecuencia no se trata de empleo decente, de ahí la necesidad acuciante de consolidar su productividad y sus condiciones de trabajo”, subraya el experto de la OIT.

El próximo reto consistirá en mejorar la metodología, en particular el fomento de la competitividad en los mercados internacionales.

Este programa se está implantando en lugares tan diversos como Ghana, China, Indonesia y Bangladesh.

Swisslatin / ILO News (25.08.2015)


>